Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Qué dice la ciencia sobre el entrenamiento oclusivo

entrenamiento oclusivo Se trata de una estrategia relativamente novedosa que produce diferentes estímulos sobre la hipertrofia muscular. Aunque no es demasiado común en los centros de entrenamiento el método oclusivo es cada vez más practicado por los efectos que conlleva, pero siempre y cuando se realice con las pautas adecuadas de intensidad, volumen, etc. Para contrastar los beneficios de este entrenamiento de fuerza queremos recurrir a algunos estudios que dictan la forma más eficaz de llevarlo a cabo, demostrando sus efectos positivos sobre objetivos de ganancia de masa muscular.

Uno de los estudios referencia, por su reciente publicación en este año 2015, trató de recoger la mayor parte de evidencia científica hasta el momento para establecer los beneficios y la forma más eficaz de poner en práctica el entrenamiento oclusivo.

En primer lugar lo define como un método que provoca incrementos en los estímulos de hipertrofia y que compone una estupenda estrategia para aquellos grupos poblacionales que no pueden entrenar con cargas elevadas.

Este mismo estudio confirma que el entrenamiento oclusivo es mucho más efectivo cuando se combina con el clásico entrenamiento de fuerza con cargas elevadas, aunque practicándolo por sí solo también se han confirmado importantes beneficios en personas entrenadas.

Precisamente para que el entrenamiento oclusivo genere los resultados esperados, se deben cumplir las siguientes consideraciones metodológicas:

metodo oclusivo

  • El manguito debe tener una presión individualizada según el objetivo, ejercicio, músculo y condición física del usuario.

  • Recomendados ejercicios tanto monoarticulares como multiarticulares.

  • Entrenar con cargas moderadas que oscilen entre el 20% y el 40% de la repetición máxima.

  • Periodos de descanso entre 30 y 60 segundos.

  • Volumen elevado de repeticiones por cada grupo muscular, en total entre 50 y 80 repeticiones.

A modo de conclusión podríamos decir que el entrenamiento oclusivo compone una estrategia más para dar variedad al entrenamiento, siendo eficaz cuando se ejecuta correctamente.

Por supuesto la técnica debe ser correcta para cada ejercicio y seleccionar aquellos que más se asemejen a los objetivos individuales de cada uno.

Mi consejo personal es que, siempre que se pueda, se utilice el entrenamiento oclusivo de forma combinada con otras metodologías clásicas de fuerza para así cumplir con los principios básicos del entrenamiento.

Última actualización: 20/07/2015 a las 10:03

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo