Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Qué dice la ciencia sobre cómo entrenar las semanas previas a la competición

running Para muchos runners el entrenamiento tiene como fin último el disputar una determinada competición acorde a su nivel. La planificación debe estar basada en la fecha de la carrera a la que se quiere llegar con el máximo rendimiento posible y gran parte de los resultados dependen de la periodización llevada a cabo las semanas previas a la competición. En este sentido existen unas pautas, englobadas dentro del concepto tapering, para entrenar eficazmente sin que tus fuerzas se vean mermadas el día de la prueba por un uso excesivo del entrenamiento.

La literatura científica ha tratado en los últimos años de descifrar la mejor fórmula para planificar estratégicamente las últimas semanas de entrenamiento y así conseguir el mejor rendimiento el día de la competición.

Un estudio de revisión publicado en el año 2012 podría servir de referencia para elaborar una rutina que nos lleve a la consecución de los objetivos propuestos en la prueba a disputar.

maraton

¿Cuánto de eficaces son las pautas que se describirán a continuación? Pues tras analizar múltiples casos se ha convenido que el tapering puede llegar a incrementar el rendimiento del deportista alrededor de un 3%, una cifra que podría ascender o disminuir según el nivel pero que, sin duda, es razón suficiente para poner en práctica dicho concepto.

Las estrategias no deben fundamentarse únicamente en el volumen de entrenamiento sino que puede ser incluso más importante el incidir sobre las pautas de recuperación de la fatiga, la hidratación y sin duda la nutrición llevada a cabo.

Al contrario de lo que muchos creen la intensidad del entrenamiento debe ser mantenida hasta los últimos días siendo contraproducente para el rendimiento disminuir o aumentar la intensidad de la actividad.

Donde se debe actuar principalmente es sobre el volumen de entrenamiento, que debe reducirse entre un 41% y 60% a partir de las dos semanas previas a la competición.

Además, y también de forma contraria la creencia popular, no se ha demostrado ningún efecto positivo sobre el rendimiento el hecho de disminuir la frecuencia de entrenamiento semanal.

El periodo de duración del tapering se ha determinado entre 8 y 14 días. En ellos se debe evitar a toda costa pequeños picos de sobreentrenamiento que podrían dañar irreversiblemente los resultados para esa prueba en la que queremos rendir.

Por supuesto la nutrición debe ser tan constante como adaptada a las necesidades de cada uno según la prueba a disputar.

Última actualización: 24/07/2015 a las 16:03

Javier Felipe López

Foto Javier Felipe López

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador personal, preparador físico y miembro de la familia Difoosion. Creyente del ejercicio como medio para mejorar la calidad de vida. Consultas y planes de entrenamiento personalizados a través de javier.felipe@sportadictos.com

Sigue leyendo