Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Conoce los pros y contras de las clases a altas temperaturas

Chica sudando después de entrenar

Muchos estudios han demostrado que podría haber varios aspectos negativos de entrenar con el termostato subido hasta los topes, como en las clases de Bikram Yoga.

Elevar la temperatura podría hacer que tu condición médica empeorara, y que incrementara el riesgo de lesión por sobrecalentamiento.

El cansancio por calor excesivo, que incluye síntomas como náuseas, vómitos, dolor de cabeza, debilidad y fatiga, es más probable que ocurra cuando la temperatura central del cuerpo aumenta.

La gente que sufre de alta presión sanguínea debería tener cuidado a la hora de afrontar un entrenamiento con calor y, en general, las mujeres embarazadas deben no participar en entrenamiento a altas temperaturas.

Mientras el calor aumenta el nivel de riesgo, esta situación podría también ofrecer ciertos beneficios que veremos a continuación.

Sudar mucho debido a esta clase de entrenamientos ayuda a la desintoxicación y eliminación de toxinas a través de la piel, el órgano más grande del cuerpo humano.

De hecho, un estudio encontró que el sudor en realidad ayuda a eliminar trazas de plomo, arsénico y mercurio del cuerpo. Sin embargo, otros expertos creen que la principal función de la sudoración es simplemente la de refrescar el cuerpo, y que esa sudoración extra podría deteriorar la función de desintoxicación natural del hígado y los riñones.

En algunas clases colectivas en las que el calor es la fuente primaria del entrenamiento y el calentamiento en sí, se utilizan lámparas de infrarrojos.

Algunos expertos no tienen claro si los fabricantes de este tipo de lámparas y los devotos a estos entrenamientos saben que la calefacción por infrarrojos desintoxica el cuerpo a una mayor velocidad y elimina más toxinas y menos agua a través del sudor que el aire caliente o la calefacción de gas.

Y finalmente, un estudio en el que se colocaron a varios ciclistas de élite en una pista cerrada a una temperatura cercana a los 40 ºC su rendimiento aumentó hasta en un 8%.

Esto es porque nuestro cuerpo es capaz de adaptarse mejor a las temperaturas altas que a las frías de manera natural. Pero debemos tener cuidado, porque nuestra prioridad en este tipo de ambiente será la de mantenernos bien hidratados antes, durante y después de la actividad física.

Si el calor se vuelve insoportable, lo mejor será disminuir el ritmo, enfriarnos y estirar.

Última actualización: 16/07/2015 a las 17:43

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo