Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Conoce los peligros de comer fruta seca o deshidratada

Fruta deshidratada y azucarada

Cuando tenemos frente a nosotros fruta demasiado madura que no apetece nada comerla, solemos tirar de sus versiones secas como alternativas, a priori, ‘saludables’.

Pueden ser uno de los alimentos para no desfallecer en la montaña este verano, pero no tan rápido, porque mientras los frutos secos ofrecen una serie de beneficios nutricionales, los aditivos químicos y el azúcar presente en las frutas secas nos obligan, de algún modo, a alejarnos de ellas una vez conocidas esas cantidades.

No sé si lo sabíais, pero se necesita algo más que unos rayos de sol para crear esta famosa fruta seca, especialmente cuando la producción se realiza en masa.

Para preservar la fruta y evitar la decoloración, algunas empresas le añaden dióxido de azufre. Es muy habitual el uso de este aditivo en bebidas y alimentos, pero los que sufren de asma no le ven los beneficios por ningún lado, y ahora te explicamos el porqué.

Bandeja de fruta deshidratada

El dióxido de azufre se libera en el aire a menudo en las centrales eléctricas de combustión de carbón. Este producto puede dañar el medio ambiente y el cuerpo humano.

Cuando se consume, el dióxido de azufre puede causar dolores de estómago, erupciones en la piel, e incluso ataques de asma en personas que ya la padecen, según un estudio.

Este no es el único aditivo químico presente en este alimento tan cotizado. Los estudios también han encontrado rastros de una sustancia química denominada acrilamida, causante de daños neurológicos entre trabajadores que usan polímeros de acrilamida para la clarificación del agua en plantas de preparación de carbón.

Pero los químicos agregados pueden no ser la peor parte del consumo de las frutas secas. Para hacerlas más sabrosas, la gran mayoría de las empresas añaden azúcar a aquellas frutas que naturalmente no son tan dulces, como los arándanos, las fresas o las moras.

Para que te hagas una pequeña idea: una de esas cajitas de pasas contienen hasta 25 gramos de azúcar, casi toda la cantidad diaria recomendada para un adulto.

Aunque las pasas nos aportan grandes beneficios, esta gran desventaja nos echa para atrás sin lugar a dudas.

La consecuencia de consumir este exceso de azúcar puede contribuir a aumentar las probabilidades de padecer diabetes tipo II y/o enfermedades cardiovasculares.

Para evitar este exceso, debemos fijarnos bien en las etiquetas de estos paquetitos. Si pone “sin azúcares añadidos” vamos por el buen camino.

Y si no, haced la prueba y coged dos paquetes de la misma fruta con y sin azúcares añadidos y comparad las cantidades de hidratos añadidas.

1/4 de vaso de pasas puede contener hasta 4 veces más cantidad de calorías que el mismo volumen o peso de uvas frescas.

Plato de fruta seca casera

Como recomendación, te diremos que puedes hacerte tus propias frutas secas o deshidratadas en casa desde cero, y sin aditivos perjudiciales para la salud.

Cortándolas a tu gusto, dejándolas 15 minutos en zumo de limón y un día completo en un recipiente seco al sol pero cubiertas con una fina malla para que los insectos no las toquen, conseguirás tus aperitivos saludables.

Y si las guardas en cajas de cartón y te durarán hasta un año tranquilamente.

Última actualización: 02/07/2015 a las 10:02

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo