Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Estas grasas te harán entrar en depresión más fácilmente

Pizza vegetal

Seguro que has tenido mucho hype en torno a cómo las dietas basadas en grasas son buenas para ti, que si los famosos las utilizan para sentirse llenos más tiempo e incluso que les ayudan a perder peso… Pero estudios recientes han encontrado que las dietas altas en grasas no solo causan saciedad y sobrepeso, sino que también puedes obstruir tus arterias principales e incluso cambiar tu estado de ánimo. Siempre hemos dicho que el ejercicio es el mejor remedio contra la depresión.

Cuando le eches un vistazo a los siguientes estudios, verás mucho más claro que la clase de grasas que consumes guardan una estrecha relación con tu forma de ser. En recientes investigaciones se encontraron consecuencias nada agradables de comer grasas saturadas como en pizzas, bacon o helado. Vamos a ver algo más en profundidad el tema.

Primeros estudios

Salmón a la parrilla con limón

Vamos a comenzar por el principio: En el estudio más reciente, publicado en Neuropsicofarmacología, las ratas que llevaron una dieta llena de grasas saturadas durante ocho semanas se volvieron menos sensibles al neurotransmisor dopamina. La dopamina es la sustancia química que hace que nuestro cerebro se sienta bien, y que cuando su producción o absorción es baja, puede contribuir a la depresión. Muchos antidepresivos están diseñados para ayudar a regular los niveles de dopamina en el cerebro.

Sin ir más lejos, los bajos niveles de dopamina podrían conducir a comer en exceso. Los investigadores teorizan que cuando los niveles son bajos, no sentiremos tanto placer o recompensa por comer como a lo que estamos acostumbrados, así que podríamos reducir el número de alimentos altos en grasa para sentir un nivel de placer por la comida como debería.

Sin embargo, estos hallazgos no estaban ligados a todos los tipos de grasas. Aunque todas las dietas contenían la misma cantidad de azúcar, proteínas, grasas y calorías, las ratas que consumieron una dieta alta en grasas monoinsaturadas (las que se encuentran en pescados grasos como el salmón y la caballa, los aceites de origen vegetal, nueces y aguacate) no tuvieron las mismas repercusiones en el sistema de la dopamina como los que tomaron las saturadas.

Más estudios

Otro estudio reciente, presentado en la reunión anual de la Sociedad para el Estudio del Comportamiento ingestivo, encontró que la alimentación de ratas con una dieta alta en grasas afectaba a la composición de las bacterias presentes de manera natural en sus intestinos. Estos cambios condujeron a la inflamación que daña las células nerviosas que llevan las señales desde el intestino al cerebro. Como resultado, las señales son algo difusas en cuanto a la saciedad, por lo que podría conducir a comer en exceso y aumentar de peso. Una vez más, no todas las grasas son las culpables, puesto que las grasas saturadas asomaban su cabecita por encima del resto.

Queso frito

El principal culpable de los resultados de estos estudios, las grasas saturadas, no deberían ser los únicos en la lista negra. Los alimentos saludables que contienen grasas saturadas a menudo contienen otros nutrientes que nuestro cuerpo necesita, como el hierro en la carne o el calcio en los productos lácteos. Aunque sugerimos un aumento en el consumo de grasas monoinsaturadas saludables.

Después de todo, se ha demostrado que las dietas altas en grasas saludables como el salmón, el aceite de oliva y los frutos secos pueden ayudar a mejorar el rendimiento deportivo. Además, el consumo de algunos alimentos altos en grasa podría incluso aumentar tu estado de ánimo. En el estado de Ohio, algunos investigadores encontraron que las personas que aumentaban la ingesta de aceite de pescado, que es rico en ácidos grasos Omega-3, experimentaron una disminución en la inflamación y en su ansiedad.

Desafortunadamente, la proporción de grasas saludables y no saludables en la dieta occidental es muy mala. Consumimos grasas demasiado propensas a generar hinchazón y malestar. El logro para conseguir un equilibrio saludable, sería comiendo más grasas monoinsaturadas y menos grasas saturadas y así inclinar la balanza en el sentido contrario. Esto no significa que nunca podamos darnos el capricho de saborear una buena pizza o un filete de carne, pero saber qué alimentos se encuentran en él y si están en nuestra lista negra, es algo básico para mantener una dieta saludable al fin y al cabo.

Última actualización: 18 de July, 2015

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo