Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Mens sana in corpore sano: la importancia de hacer ejercicio y tratar las emociones

mujer corriendo

Varios estudios han demostrado la importancia de la alimentación y del ejercicio para el cerebro, ya que la actividad física de manera moderada disminuye 1/3 el riesgo de mortalidad en un 14%. El doctor Rafael Urrialde, comenta que cada vez son las personas sedentarias e inactivas que queman menos calorías por las nuevas tecnologías y ocio que contribuyen a que todo sea mucho más fácil.

La Universidad de Harvard demostró en una investigación que la alimentación y la actividad física están ligadas, porque el ejercicio ayuda a comer más sano. Por tanto, para frenar la obesidad es fundamental practicar actividad física de manera habitual y asistir a un especialista para aliviar las siguientes emociones.

Emociones que generan sobrepeso

Ansiedad comida

  • Ansiedad: es un sentimiento que provoca sensación de tener hambre, por lo que en cualquier momento del día quienes sufren de ansiedad picotean entre comidas e ingieren alimentos particularmente grasosos para llegar a un estado placentero según un estudio denominado Las emociones y el sobrepeso: factores psicológicos de la obesidad. John Hoebel, profesor de la Universidad de Princenton (EE.UU), afirma que la comida es una adicción que alivia la ansiedad.
  • Estrés: un estudio llevado a cabo por la Escuela de salud pública Mailman ubicada en la Universidad de Columbia (EE.UU), explica que las mujeres que tienen TEPT (estrés postraumático) poseen el doble de posibilidades de padecer diabetes tipo 2 con respecto a aquellas mujeres que no lo han sufrido. Los investigadores descubrieron que casi la mitad de las mujeres encuestadas durante 12 años sufrían diabetes tipo 2 por el uso de antidepresivos y sobrepeso, mientras que el resto no pudo descubrirse el motivo.
  • Frustración: en el estudio sobre Las emociones y el sobrepeso: factores psicológicos de la obesidad, también se habla sobre la frustración. Esta respuesta emocional que surge por causas personales o laborales, puede afectar en el modo en que uno se alimenta, dado que quienes se sienten frustrados tienden a querer recuperar el ánimo comiendo excesivamente para calmar esta emoción.

La Universidad de California, relaciona esas emociones con el cúmulo de grasa en el abdomen por el consumo de alimentos adictivos en exceso como por ejemplo, el chocolate y las patatas fritas. Los alimentos grasosos generan endocannabinoides, unas moléculas similares a la marihuana que envían al cerebro una señal que produce adicción y placer, por lo que no se puede dejar de consumirlos.

Sin embargo, aunque el chocolate y las patatas fritas alivian esas emociones y ayuden a olvidar los problemas, incitan a un círculo vicioso que a la larga terminará provocando sobrepeso y obesidad.

Última actualización: 29 de July, 2015

Flavia

Foto Flavia

Soy maquilladora de profesión y maestra rotisera y pizzera de corazón. Mi gran pasión es la repostería y adopté la meditación y el deporte como estilo de vida. Puedes ver mi perfil en Linkedin.

Sigue leyendo