3 maneras de aprovechar las propiedades y los beneficios del jengibre

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Raiz de jengibre

El jengibre es una raíz de origen asiático que desde hace más de 3000 años que viene usándose en la gastronomía y en la medicina alternativa. Actualmente, la podemos encontrar en las verdulerías, herboristerías e incluso en supermercados en diversas presentaciones. La raíz del jengibre puede usarse en platillos dulces o salados, aunque su sabor es un tanto picante. A continuación te enseñaremos 3 maneras de usarlo para aprovechar sus propiedades culinarias y terapéuticas.

1.Té de jengibre, miel y limón

te de jengibre

Si quieres aprovechar las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias del jengibre, una excelente idea sería la de emplear su raíz fresca para preparar un delicioso té. El jengibre es muy rico en vitamina C, un potente antioxidante que retrasa el envejecimiento, ayuda a tener dientes sanos, cicatrizar mejor las heridas y absorber el hierro proveniente de los alimentos.

Asimismo, contiene unos aceites volátiles denominados gingeroles, que son los responsables de darle su característico sabor y aliviar dolores e inflamaciones en personas con problemas en las articulaciones de los huesos.

Ingredientes

  • 250c.c. de agua hirviendo
  • 15g de jengibre fresco
  • Miel
  • Zumo de limón

Elaboración

Ralla una cucharada sopera de jengibre fresco y colócalo dentro de una olla con agua hirviendo. Cuela el té de jengibre y agrégale al mismo zumo de limón y miel al gusto. Si deseas puedes añadir algunas hojas de té junto con la raíz rallada y sustituir el agua por leche.

2. Raíz de jengibre para condimentar tus platillos

Si deseas resaltar el sabor de tus recetas, tanto sean dulces o saladas, deberás rallar o cortar en rodajas pequeñas la raíz de jengibre fresca. La cantidad siempre va a depender de la intensidad que tú le quieras dar a las comidas con arroz, carne, ensaladas, pan, pescados y mariscos, galletas, budines, postres e incluso aceites.

3. Jengibre en polvo

Aunque en el mercado el jengibre en polvo se consigue, también puedes prepararlo tú misma/o en casa, lavando la raíz fresca y dejándola secar al sol o al horno para posteriormente cortarla en rodajas pequeñas y molerlas en un mortero o molinillo de café. El jengibre en polvo puede ser utilizado para condimentar diversos alimentos, preparar zumos, batidos y té, o aderezar ensaladas.

Además de sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, el jengibre cuenta con vitaminas y minerales esenciales para el buen funcionamiento del organismo. El jengibre es también un buen aliado para reforzar el sistema inmunológico, combatir las náuseas, los vómitos, la diarrea y los mareos, disminuir el dolor provocado por las migrañas, acelerar el metabolismo e incrementar la capacidad del cuerpo para quemar grasas a través de la actividad física, y frenar el crecimiento de las células cancerígenas en los ovarios según un estudio llevado a cabo por el Centro de Cáncer Integral de la Universidad de Michigan.

Archivado en Antiinflamatorios, Antioxidantes, Bebidas, Grasas, Jengibre, , Té de limón, Vitaminas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (15)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs