Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Ventajas de montar tu propio gimnasio en casa

Gimnasio montado en casa

En estos días que corren, en los que el fitness se ha convertido en la forma de vida de gran parte de la población, son muchos los que deciden abandonar el gimnasio de turno para adecuar alguna sala de su casa con el fin de montar su propio y personal gimnasio.

Hoy os vamos a explicar las ventajas de tener tu propio gimnasio en casa, así como algunos lugares donde haceros con el mejor material.

No todo el mundo puede afrontar el desembolso de varios cientos de euros para montar su propio gimnasio. Pero podremos encontrar lugares en la red que nos ofrezca los mejores materiales al más bajo precio en el sitio de Pro-Form.

Será fácil hacerse con cintas para correr, bicicletas estáticas, un set de mancuernas y barras, bandas elásticas, esterillas para ejercicios de suelo, o incluso una selección de bicicleta elíptica de las mejores marcas con las que trabajar nuestro cardio.

Por supuesto, esta sería una clara desventaja. Pero vamos a centrarnos en las ventajas que podemos sacar de tener nuestro propio espacio fitness en casa:

¿Pereza?

Vistiéndose tranquilamente Con un gimnasio en tu propia casa, no tendrás que salir de ella, no tendrás que hacer tu bolsa de ejercicio, no tendrás que meterte en esas duchas que algunos gimnasios ofrecen y que pueden pegarte los famosos hongos en los pies. Tan solo debes moverte hacia la habitación o zona de tu casa donde te hayas instalado las máquinas, y listo.

¿A qué huele ahora?

Huele mal aquí Por lo general, un gimnasio está lleno de gente. Esta gente está sudando a mares. Algunos de ellos llevan días sin ducharse o simplemente el sudor que desprenden tiene un fuerte olor a choto ‘atropellao’. Y, por si fuera poco, las máquinas estás húmedas de aquellas personas que no han traído su toalla para tal fin. En tu casa eres el único que toca las máquinas, no te da asco tu propio sudor y puedes mantener en mejor estado el lugar y los materiales.

Internet nos da la vida

Gimnasio montado con TV Ya hablamos de la verdadera necesidad de contratar un entrenador personal. No es que no sean necesarios ni hagan bien su trabajo, y tampoco estamos diciendo que no merecen ser pagados con esos precios, porque su trabajo es de calidad e individualizado, pero simplemente Internet es un arma muy potente que nos ofrece todo tipo de materiales como artículos, imágenes y vídeos explicativos de cada uno de los ejercicios.

Necesito silencio

Gimnasio ruidoso En casa no tendrás el grave problema del ruido. En los gimnasios, cuando están ‘a tope’ no puedes ni hablar con tu compañero/a de entrenamiento. El ruido es ensordecedor y, a veces, te distrae de lo que realmente estás haciendo allí.

A tu ritmo

Esperando a que acabe Esto es muy común. Tu entrenador o monitor del gimnasio te elabora una rutina personalizada muy mona, con sus tiempos de descanso y demás. Sin embargo, a la hora de utilizar las máquinas o materiales que te tocan, hay alguien que ya los está usando. Debes esperar a que ese ‘alguien’ acabe a su ritmo (a veces es desesperante), perdiendo tú un tiempo muy valioso. En casa no tienes este problema.

Otro aspecto es el espacio. No todas las casas tienen una habitación totalmente libre como para montar un gimnasio.

Debemos mirar también los rangos de movimiento que tienen algunas máquinas y los espacios que necesitamos para hacer los ejercicios de suelo.

Montar un gimnasio de forma económica también es posible, pero si crees que puedes afrontar el pago de los materiales necesarios y te va a compensar a la larga, no lo dudes, pero no abandones tu cuerpo como hacen muchos.

Última actualización: 14/07/2015 a las 13:17

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo