Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

El Mito, el entrenamiento por la mañana siempre es mejor

Chica corriendo por la mañana

Entrenar en ayunas ya nos trajo más de un quebradero de cabeza. La gran mayoría de la gente suele entrenar por la tarde al volver del trabajo o de estudiar. Entrenar con la puesta de sol es igualmente saludable y nosotros lo recomendábamos por la temperatura más fresca que suele hacer si lo comparamos con la mañana o el mediodía. Hay razones que nos hacen decantarnos por el entrenamiento matutino, pero hoy vamos a ver que el hecho de que entrenar por la mañana dicen que sea mejor no depende solo del clima, sino de algo más.

  • No comer: incluso si entrenamos muy temprano, no tomando algo antes de entrenar no solo nos reduce la velocidad de nuestro metabolismo, sino que además significa que no recargamos las pilas. No necesitamos tomar una enorme cantidad de comida antes de entrenar, solo necesitarás un pequeño impulso para que tu entrenamiento dure algo más que con el estómago vacío. Cuando llegues a casa, ya podrás disfrutar de tu desayuno de siempre. No le hagas caso a esos que dicen que no comer antes de entrenar es mejor.

Corredores calentando por la mañana

  • Cargarse de fibra: mientras es importante comer algo antes de entrenar, no querrás cargar tu estómago de fibra como tomando una pera o una barrita de chia. Esta fibra hará que te sientas demasiado lleno e incómodo con tu estómago. La fibra genera gases en el organismo e hinchazón en el estómago, lo que será bastante incómodo a la hora de correr o levantar pesas.

  • No hidratarse: aparte de la comida, necesitarás agua. Definitivamente, no te estamos pidiendo que te cargues con un litro o dos de agua antes de entrenar porque demasiado agua podría causarte flato. Simplemente, toma un vaso de agua mientras tomas tu snack previo.

  • No preparar la ropa: si te vas a tirar 30 minutos buscando el calcetín favorito para entrenar, tus pantalones de gala y otros atuendos que a ti te hacen sentir mejor entrenando, mejor prepara todo esto por la noche para no perder tiempo desde que te despiertas hasta que sales por la puerta a entrenar.

  • No dormir suficiente: para que el entrenamiento sea eficiente, nuestros cuerpo necesita descansar las horas apropiadas. No te quedes hasta la madrugada viendo tu serie favorita o en partido de la NBA. Si vas a entrenar muy temprano en la mañana, lo mejor es que igualmente te vayas a la cama más temprano que de costumbre.

  • No calentar: mira que lo decimos constantemente, un buen calentamiento determinará el nivel de rendimiento de cada deportista. Es esencial dedicar al menos 5 minutos del inicio a calentar aquellos músculos y articulaciones implicados en la actividad posterior y, al mismo tiempo, elevar las pulsaciones de nuestro corazón.

Finalmente, solo queremos aclarar que todo entrenamiento es saludable, se haga a la hora que se haga. Sin embargo, hay horas en las que es mejor trabajar nuestro cuerpo en el exterior (mañana temprano y noche). Cada persona tiene sus horarios determinados en los que puede entrenar, otros teniendo 25 minutos se marcan un buen entrenamiento HIIT, pero otras personas necesitan más tiempo para entrenarse apropiadamente. Hoy queríamos aclarar que no es mejor entrenar por la mañana por ninguna razón, siempre y cuando no dediques tiempo a tratar los aspectos comentados.

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo