Las 3 mejores posturas de Yoga para mujeres

Las 3 mejores posturas de Yoga para mujeres

COMPARTIR 0 TWITTEAR

postura del guerrero en yoga

El Yoga es una disciplina psicofísica que nació para el hombre aunque en la actualidad las mujeres son quienes la dominan. Todas las asanas de Yoga cuentan con un mismo objetivo: conseguir armonía física, mental y emocional. Según la revista YogaJournal las siguientes posturas son las mejores para las mujeres. ¡Conócelas!

1. Postura del arquero o Virabhadrasana

Esta postura nos brinda fortaleza, equilibrio, valentía y flexibilidad en nuestras caderas. Además, ayuda a equilibrar nuestro sexto chakra, conocido como “tercer ojo”. Para practicar la postura del arquero deberás ponerte de pie con tus piernas separadas (aproximadamente 50cm de distancia entre una y la otra). Da un paso con tu pie izquierdo de manera que quede adelante del derecho. Flexiona tu pierna izquierda sin que la rodilla sobrepase la punta de los pies mientras que la derecha queda estirada y con el pie de costado.

Contrae los glúteos y coloca tus brazos como si estuvieras por tirar una flecha con un arco. Mantente equilibrada con la cabeza derecha y lleva tu mirada hacia el dedo pulgar de tu mano izquierda. Respira profunda y lentamente durante un par de minutos y repite del otro lado.

2. Postura de la luciérnaga o Tittibhasana

tittibhasana

La postura de la luciérnaga mejora la flexibilidad, la fuerza y la concentración, y fortalece los brazos, las muñecas y el tronco. Además, tonifica el abdomen y estira las vértebras. Esta asana de yoga no está recomendada en embarazadas o quienes se encuentran en período menstrual. También está contraindicada en personas con problemas en las muñecas, tibias, brazos y síndrome del túnel carpiano.

Para hacer esta postura, ponte de pie con las piernas ligeramente separadas e inclina tu torso hacia adelante. Mantén las rodillas flojas mientras colocas tus manos por el hueco de tus piernas para sostener la parte posterior de los tobillos. Guíate por la imagen nº 2. Por tus manos en el suelo por detrás de tus talones con los dedos abiertos mirando hacia los talones. Acomódate para sentarte sobre los brazos, comprime los muslos y estira tus piernas con firmeza para finalizar la postura de la luciérnaga.

3. Postura del gato o Bidalasana

postura del gato en yoga

Esta asana ayuda a relajar todos los músculos de tu cuerpo, estirar la columna vertebral, el cuello y el torso. Además, libera tensiones y alivia el estrés.

Colócate en posición de cuatro patas con las rodillas verticalmente por debajo de tus caderas. Recuerda mantener los hombros, los codos y las muñecas en línea recta y perpendicular al suelo.

Inhala, mira hacia el suelo y curva tu columna vertebral de manera que apunte hacia el techo mientras exhalas. Inhala y exhala suave y profundamente para volver a la postura inicial.

Recuerda que todas podemos practicar Yoga sin importar la edad. No obstante, si tienes alguna lesión, consulta con tu médico para saber si puedes hacer estas asanas. Cliquea en este enlace para conocer los Beneficios del Yoga.

Namaste.

Archivado en Asanas, Disciplina, Estrés, Mujeres, Posturas, Yoga
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs