Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Las mejores posturas de Yoga para personas con poca flexibilidad

¿Qué es el Kriya Yoga?

El Yoga es una disciplina oriental psicofísica originada en la India que puede ser practicada por mujeres, hombres, niños, ancianos e incluso embarazadas.

Sin embargo, es cierto que muchas de sus asanas requieren de un cierto grado de flexibilidad y no todos (me incluyo) la tenemos.

Por tanto, a continuación te dejaré un par posturas para personas que carecen de flexibilidad para que puedan practicar esta maravillosa y beneficiosa disciplina sin inconvenientes.

1. Pose del niño o Balasana

3 posturas de Yoga para reducir el estrés

La postura del niño, también denominada Balasana, es una postura de descanso que ofrece una gran cantidad de beneficios.

Arrodíllate en el suelo con las piernas separadas a lo ancho de tus caderas y siéntate en los talones. Inhala y exhala mientras llevas tu torso hacia adelante apoyando tu abdomen sobre los cuádriceps.

Lleva tus manos hacia atrás a los costados de tu cuerpo con las palmas hacia arriba y apoya tu frente en el suelo. Permanece en esta postura durante un par de minutos y vuelve a la posición inicial.

2. Pose de la montaña o Tadasana

Párate con los pies bien firmes tocando el suelo y abre los dedos de los pies como un abanico. Separa los talones si sientes incomodidad en tus tobillos al estar juntos.

Contrae los músculos de tus muslos, levanta los cuádriceps y la parte interna de tus tobillos. Gira los muslos hacia el interior y levanta tu pubis.

Relaja tus hombros mientras presionas las escápulas y coloca tus brazos hacia los costados. Pon firme tu cabeza con la vista hacia el frente.

Permanece en esta posición durante 30 segundos. Inhala y exhala suavemente durante todo el ejercicio.

3. Pose del puente

Acuéstate sobre el suelo boca arriba y mantén las piernas separadas a la anchura de tus caderas. Dobla las rodillas y coloca tus brazos a los costados de tu cuerpo con las palmas hacia abajo.

Inhala mientras levantas la parte baja de tu espalda, después la media y por último la alta. Mantén tu cuerpo apoyado sobre los hombros, los brazos y los pies y lleva el mentón hacia el pecho.

Respira profundamente y exhala. Vuelve a la posición de inicio.

Como verás estas posturas de Yoga son ideales para personas que no son flexibles, por lo que si ese era el problema para practicar esta disciplina, ahora no tienes excusa.

¿Conoces alguna otra asana que nos puedas aconsejar? Si te ha gustado este post, te aconsejamos que le eches un vistazo a los beneficios del Yoga para la salud.

Flavia

Foto Flavia

Soy maquilladora de profesión y maestra rotisera y pizzera de corazón. Mi gran pasión es la repostería y adopté la meditación y el deporte como estilo de vida. Puedes ver mi perfil en Linkedin.

Sigue leyendo