Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Adelgaza controlando las emociones

Dieta emocional

Cuántas son las personas que piensan que el objetivo para bajar de peso es totalmente alejado de la realidad, pues a pesar de llevar una serie de ejercicios la meta a lograr cuesta mucho y los resultados son pocos. Entonces parece que la raíz del problema radica en algo más profundo: las emociones. Nuestras emociones tienen que ver con lo que el cuerpo absorbe y refleja, es decir, que existe una relación entre el comportamiento de nuestro cuerpo y el mensaje emocional que le enviamos. De ahí una correlación entre lo que sentimos y la manera en que las grasas se almacenan en nuestro organismo.

Consecuencias del sobrepeso

Emociones

El sobrepeso o la obesidad es consecuencia de muchos factores, pero una de las causas de este desorden o mal funcionamiento son las emociones. Cada uno de nosotros ve la vida de forma distinta, por ende, cada quien la enfrenta a su manera, ya sea por como fuimos educados o por como la interpretamos, ya que somos únicos en esencia. Hay ciertas emociones que se relacionan directamente con el sobrepeso, entre ellas, se encuentran la falta de seguridad, necesidad de protección, sentirse amenazado o reaccionar por ciertas cosas como la ira, el resentimiento, la rabia, la frustración, la agresividad o el enojo que en muchos casos no se expresa.

Dieta emocional

Para llevar a cabo una dieta emocional es necesario depurar esas emociones, deshacerse de aquellas cosas negativas que impiden liberarse de los malos pensamientos y recuperarse. Es importante destacar que la alimentación debe ser placentera y relajada, si la ingesta se desarrolla en un momento de estrés y enojo, el cuerpo empieza a generar cortisol de manera elevada. Esto implica que el cortisol al ser el proveedor de la glucosa al cerebro, trate de conseguirla por otras vías destruyendo ácidos grasos, tejidos y proteínas musculares. De esta forma retendrá los líquidos del cuerpo y ralentizará el metabolismo, entre otros desórdenes. Así que manejar pensamientos positivos, aunado a una serie de disciplinas como el Tai Chi o el Yoga, además de la meditación y una alimentación balanceada rica en frutas y verduras serán los mejores compañeros para una transformación. Recuerda que para que exista un cambio en nosotros se debe comenzar de adentro hacia afuera, estar saludables pero sobre todo ser felices.

Última actualización: 14 de September, 2015

Erika

Foto Erika

Soy mexicana. Licenciada en gastronomía por profesión y cocinera experimental por vocación. Con un estilo de vida saludable y responsable que va de la alimentación sana y el entrenamiento constante. Perfil de Linkedin

Sigue leyendo