Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

El Mito, si comes grasas engordarás

Diciendo NO a la hamburguesa

Al igual que cuando decíamos que los carbohidratos no son los culpables de tu aumento de peso de manera directa, las grasas son conocidas por el mismo hecho.

Mucha gente piensa que las grasas son lo único que nos hace engordar, pero no es así. Entran en juego bastantes factores tanto alimenticios y genéticos como de hábitos.

El ejercicio físico ha sido, es y siempre será uno de los métodos más eficaces para perder peso, pero no solo basta con salir a correr cada día, debemos alimentarnos bien.

Incluir grasas en la dieta habitual ha sido visto desde tiempos inmemorables como un acto de rebeldía contra tu propio cuerpo, como si no te importara engordar.

Las grasas son las malas, o eso dicen. Pero varias investigaciones muestran que este no es el caso. El azúcar es un enemigo más peligroso, ya que provoca un aumento de la respuesta a la insulina del cuerpo.

Como resultado tenemos una caída estrepitosa en los niveles de azúcar en sangre y una sensación de hambre y antojos varios a corto plazo, y el aumento de la grasa corporal alrededor del torso a largo plazo.

Alimentos con grasas de calidad

Debemos, a partir de aquí, centrarnos en evitar lo máximo posible los hidratos de carbono procesados, aquellos denominados sencillos, los que tardarán más en digerirse en nuestro organismo.

Está demostrado que cuando la gente deja las grasas a un lado, tienden a comer más alimentos procesados y azucarados en su lugar.

Esto sí que aumenta realmente los niveles de colesterol malo y genera una mayor densidad en el torrente sanguíneo, lo que provocará enfermedades cardíacas.

De hecho, los estudios muestran que el 75% de las personas que terminan en la sala de emergencias con un ataque al corazón tienen niveles de colesterol en general normales.

Lo que sí tienen es la pre-diabetes o diabetes tipo 2. Así que, ¿cuál es la conclusión aquí? Llevar una dieta con grasas y proteínas de alta calidad que previenen, e incluso revierten, la diabetes y pre-diabetes.

Algunos de los alimentos que os recomendamos si no queréis perder la costumbre serían: aguacates, nueces, almendras, cacahuetes, aceite de oliva virgen extra, sardinas, caballa, arenque, salmón salvaje, semillas de calabaza, chia y sésamo.

Deja de leer y tira a comprar provisiones para varios meses de estos productos.

Última actualización: 01/09/2015 a las 10:02

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo