Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

El ejercicio físico libera hormona anti-obesidad

Mujer gordita caminando

El organismo se encuentra compuesto de grasas, carbohidratos, minerales, vitaminas, proteínas y agua. Cuando mencionamos obesidad, estamos refiriéndonos al exceso de grasa en el organismo que puede ser adquirida por herencia genética, edad, sexo, enfermedades, medicamentos, falta de ejercicio, trastornos alimenticios, embarazo y por consumir muchas más calorías de las que se queman diariamente realizando actividad física.

La obesidad puede traer aparejadas varias consecuencias como ataques cerebrales, enfermedades cardiovasculares, diabetes, apnea obstructiva del sueño e incluso cáncer.

Para no padecer estos problemas, es fundamental hacer ejercicio, ya que el mismo libera hormona anti-obesidad.

El constante movimiento libera irisina

Mujer gordita pesándose

El Instituto de Cáncer Dana Farber de Boston, Estados Unidos, dio a conocer un nuevo descubrimiento asociado con la obesidad.

Al parecer cuando se practican ejercicios, el organismo libera una hormona denomina irisina, también conocida como la hormona anti-obesidad.

Esta misma que está ubicada en los músculos del cuerpo, se transporta por la sangre para llegar a las células de grasas malas, mejor conocidas como blancas, y lograr que las mismas se conviertan en grasa parda (grasas buenas).

Bruce Spiegelman, autor del estudio, asegura que los datos son certeros y demuestran que la irisina existe.

No obstante, es importante destacar que la investigación fue llevada a cabo en ratones de laboratorio y no aún en humanos, por lo que se necesitan muchos más estudios para saber cómo la irisina actúa en los seres humanos y cómo está asociada con el uso de la energía y del tejido graso.

Por otro lado, el doctor Rubén Salcedo, director médico del Sanatorio Diquecito, comenta la “hormona anti-obesidad” podría ser una excelente aliada para tratar la diabetes y combatir la obesidad, pero aclara que de desarrollarse fármacos con irisina, su efecto sobre la obesidad no sería milagroso, dado que es imprescindible llevar una vida saludable y hacer ejercicio para mejorar el metabolismo y quemar grasas.

Realizar ejercicio no solo es bueno para quemar grasas y calorías, sino también para evitar un sinfín de enfermedades relacionadas a la obesidad.

Cuando se practica actividad física con constancia, se reduce el peso corporal y el riesgo de sufrir problemas de salud.

Sin embargo, es también necesario adquirir buenos hábitos alimenticios.

Última actualización: 14/09/2015 a las 22:16

Flavia

Foto Flavia

Soy maquilladora de profesión y maestra rotisera y pizzera de corazón. Mi gran pasión es la repostería y adopté la meditación y el deporte como estilo de vida. Puedes ver mi perfil en Linkedin.

Sigue leyendo