Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Cómo marcarte tus metas reales en el fitness

Chica subiendo escaleras corriendo

Una vez por semana salimos a comprar, hacemos nuestra lista pensando en las comidas que vamos a elaborar más adelante. Cuando tenemos la intención de adelgazar, aumentar el volumen muscular, mantenernos en forma, seguir una dieta, etc. la gran mayoría de las veces no nos paramos a pensar en los pasos que debemos dar para alcanzar una, o varias, de estas metas. Hoy os vamos a enseñar a seguir este proceso de planificación fijándonos en diversos aspectos esenciales. Sin un plan, podremos sentirnos agotados en menos que canta un gallo.

Plantearnos los objetivos a alcanzar en base a nuestra personalidad y nuestra forma de vivir, será lo primero en lo que debamos pensar. No es lo mismo comenzar a hacer ejercicio en una persona que nunca lo ha hecho que en un que lleva años sin hacerlo. Y, por el mismo motivo, no es lo mismo comenzar una dieta baja en carbohidratos en alguien que el 80% de lo que come diariamente son carbohidratos. Por ejemplo, una planificación para running no será lo mismo que una para volumen muscular.

Paso 1

Ten a mano siempre una copia de las actividades deportivas para adultos y de las directrices que debes seguir, con el tipo de actividades que se pueden y deben llevar a cabo por edades. Estos panfletos suelen ofrecer sugerencias en cuanto a actividades aeróbicas, resistencia, flexibilidad, o actividades de estiramientos fundamentales como el Yoga. Incluso la duración aproximada que debes seguir dependiendo de tu edad y condición física.

Motivada

Paso 2

Prepara un diario o un bloc de notas y colócalo en lugar visible. Ahí deberás escribir todas las metas que queries conseguir a corto y largo plazo. Debes ser consciente de las metas que realmente puedas conseguir a corto plazo y resaltarlas en tu libreta. No vayas a apuntar “completar una media maratón la semana que viene” pues para este tipo de pruebas necesitamos una dura preparación. Si no has hecho ejercicio en mucho tiempo, deberás marcarte objetivos por semanas y luego ir aumentando a metas por meses. Cada vez tus metas serán más altas y te irás dando cuenta.

Paso 3

Registra toda tu actividad física en el diario o en tu ordenador. Ten en cuenta los tipos de actividades, el horario en el que las has realizado, la duración, intensidad, sensación de cansancio, etc. Debes ser exacto en el tiempo de actividad realizado. Puedes utilizar estos mini-logros como fuente de inspiración para ir mejorándote a ti mismo poco a poco. Te sentirás mucho mejor por dentro cuando consigas batir tus propios récords días tras día o semana tras semana.

Chico corriendo motivado

Paso 4

Elije en todo momento ejercicios y actividades que sabes que vas a poder disfrutar o has tenido curiosidad por realizar. Tus metas no tendrán un sentido si no disfrutas batiéndolas. Cambia de plan si el día se tuerce y no te deja hacer tu actividad al aire libre como querías al levantarte. Pon una mejor cara a los baches. La voluntad de ser flexible es la meta más realista del fitness que merece la pena llevar a cabo.

Lo único que ya te queda por saber es si realmente tu cuerpo y organismo está dispuesto a soportar ese cambio que vas a dar para conseguir tus objetivos. Para ello, deberías consultar a tu médico de cabecera lo antes posible antes de marcarte metas que, posteriormente te indiquen desde el sistema sanitario, puedan ser imposibles de alcanzar para ti. Sé realista en todo momento.

Última actualización: 10 de septiembre, 2015

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing online y perfeccionamiento de medios. Siete años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo