Cómo recuperarse de una larga carrera en 4 pasos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

2 corredores exhaustos

Si tu rutina pos entrenamiento es la de descalzarte, guardar tus zapatillas y tirarte en el sofá a descansar de una dura carrera, probablemente debas repensar detenidamente lo que haces. Por supuesto que habrás pasado mucho tiempo con los pies en alto, pero hay unos cuantos consejos que quiero darte personalmente que son tan importantes como el tiempo que pasaste machacando tu cuerpo. Tan solo vas a tener que seguir 4 sencillos pasos cada vez que termines tu rutina, lo que te reportará una sensación de salud y vida como nunca antes.

Hidrátate

Corredora reponiendo líquidos El primer día después de una carrera probablemente comenzarás a notar que estás un poco dolorido, sobre todo en la cabeza. Eso es porque tu cuerpo te está pidiendo a gritos líquido para hidratarse. Esto es debido a que cuando se hace ejercicio vigoroso, tu cuerpo quema líquidos y electrolitos para ayudar a aumentar tu rendimiento en carrera. Así que debes asegurarte de tomar leche de coco, u otra bebida que contenga agua y electrolitos necesarios para hidratar y reponer tu cuerpo. Estar bien hidratado antes, durante y después de la actividad física es esencial.

Come correctamente

Plato de pasta con proteínas Con el fin de restaurar los niveles de energía de tus músculos y de tu sistema inmunológico, deberás estar seguro de que no solo te hidratas correctamente sino que te alimentas bien. Seguramente te hayas ganado un gran bol de pasta, pero estate seguro/a de que también acompañas esa comida con algo de proteínas en polvo, fruta fresca, vegetales y carbohidratos complejos (de absorción lenta).

Masajes y estiramientos

Masajeando con tubo de espuma El día siguiente de tu actividad vigorosa, debes asegurarte de hacerte un masaje con un tubo de espuma o pedir cita en un masajista para que lo haga pr ti. Este elemento tan simple te ayudará a reducir el dolor en músculos durante tus momentos de recuperación (lo cual suele suceder a partir de 8 horas después de terminar el ejercicio). Deberás igualmente utilizar los estiramientos fundamentales para evitar tener que dar solución a los temidos calambres. Céntrate en la zona de tus cuádriceps, isquiotibiales y gemelos, tus piernas te lo agradecerán.

Carrera de recuperación

Trotando un rato Vale, con esto no te estamos pidiendo que vuelvas a salir a la calle a recorrer otros 5 km, sería injusto para tu cuerpo. Por lo que deberás salir, aunque sean, 10-15 minutos a trotar un poco alrededor de tu casa o de la manzana. Esto ayudará a aflojar los músculos y acelerar su recuperación. Recuerda que hemos llegado a casa con los músculos totalmente tensos de nuestro anterior entrenamiento, por lo que con los masajes y los estiramiento relajábamos un poco esa tensión, y con el trote culminamos nuestra tarea.

Como ves, si sigues estos 4 pasos en orden conseguirás, no solo recuperar tus músculos y tu organismo, sino tener tu cuerpo preparado para un nuevo entrenamiento. Las diferencias entre hacer este procedimiento y no llevarlo a cabo son bestiales, y puedes comprobarlo cuando quieras. Intenta salir a correr 10 km dos días seguidos sin seguir los pasos indicados, y la semana próxima intenta hacer lo mismo, en esta ocasión, siguiéndolos. Ya nos contarás las diferencias.

Archivado en Consejos, Corredores, Hidratación, Recuperación, Running
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion