Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

3 tipos de ejercicios para mejorar el rendimiento

Rendimiento físico El rendimiento físico está íntimamente ligado con la capacidad de energía producida por parte de los músculos que se involucran en una actividad. Aumentar el rendimiento físico depende del grado de compromiso que se tenga con el cuerpo. Así que para mejorar la potencia muscular de manera significativa, te explico qué ejercicios se utilizan.

Ejercicio isotónico

Ejercicio isotónico

Los ejercicios isotónicos involucran resistencia. En este ejercicio se fuerza al músculo a realizar una serie de movimientos soportando un peso estático y constante.

Básicamente esto se refiere a entrenar con pesas, ya sean mancuernas, barras con pesas o aparatos. Existen dos tipos de ejercicios isotónicos: concéntricos y excéntricos.

Los concéntricos, el músculo se acorta en respuesta a una resistencia mayor, mientras que el excéntrico, el músculo experimenta la misma resistencia a lo largo de todo el movimiento.

Ejercicio isométrico

Ejercicio isométrico

Los ejercicios isométricos involucran la contracción muscular sin el movimiento de los músculos y las articulaciones.

Hay dos tipos de ejercicios isométricos, el primero es donde hay que empujar o tirar contra un objeto inamovible. El segundo es mantener un peso sin moverlo.

Además, se utilizan en la rehabilitación muscular ya que fortalecen el músculo sin forzar las articulaciones.

Ejercicio isocinético

Ejercicio isocinético Los ejercicios isocinéticos también se emplean a nivel terapéutico. Consiste en ejercer una fuerza dinámica en un rango de movimiento determinado, y esto es mediante el uso de un dinamómetro, a una velocidad constante. Este ejercicio ayuda a desarrollar fuerza en aquellas personas que han sufrido accidentes cerebrovasculares o con el uso limitado de los músculos. También se considera ejercicio isocinético el uso de la bicicleta estática, con una resistencia y un número de revoluciones por minuto previamente establecidos.

Recuerda que llevar una alimentación balanceada con horarios establecidos, así como la ingesta de agua diaria te mantendrá saludable y con un peso ideal.

No olvides que para la recuperación física, entre más rápido consumas carbohidratos después de ejercitarse, más rápido podrás reponer tus reservas de energía.

Con el tiempo lograrás subir tu rendimiento físico sin fatiga ni lesiones.

Solo ten en cuenta, si padeces una enfermedad cardíaca debes acudir al médico para una valoración previa, ya que los ejercicios isométricos incrementan el ritmo cardiaco, así como la presión arterial.

Última actualización: 23/10/2015 a las 17:03

Erika

Foto Erika

Licenciada en gastronomía por profesión y cocinera experimental por vocación. Con un estilo de vida saludable y responsable que va de la alimentación sana y el entrenamiento constante. Perfil de Linkedin

Sigue leyendo