Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Si has llegado a los 40, es el momento, ponte en forma

Deporte a los 40

Si estás en la treintena y te estás acercando, o ya tienes 40 años de edad, es posible que pienses que tu organismo llegó a su declive y, total, para qué hacer ejercicio.

No te equivoques, los 40 de hoy en día, son los nuevos 30. Piensa en los actores Dwayne Johnson (La Roca) con 43 años, o Christian Bale con 41, e igual sucede con las mujeres, las actrices Julia Roberts, Halle Berry y Jennifer Lopez, parecen tener un pacto con el diablo.

Es cierto que llegados a esta edad, tu organismo no responda como antes. El ejercicio físico, las dietas, y pasar una noche en vela, no es lo mismo como cuando tenías 25 años.

Es ley de vida y es totalmente normal. Sin embargo, aunque no lo parezca, con esta edad conocemos mejor nuestro cuerpo y lo podemos escuchar mejor y por tanto, ser más efectivos.

Por ello, te planteamos una serie de ejercicios y consejos más sostenibles que no te ocasionarán molestias y podrás realizar sin problemas.

E incluso mejorará tu postura, y tu humor.

  • Lo primero que tienes que saber es que a partir de los 40, tienes que tomarte el deporte de una forma más divertida y no tan seria e integrarla en una actitud y forma de vida.

    Los estiramientos, una buena planificación, una dieta adecuada, y practicar ejercicio con moderación mejorarán tu rendimiento y alejarán el fantasma de las lesiones.

  • Hablábamos antes de deportes de poco impacto, la natación es ejemplo perfecto, se trata de una disciplina deportiva muy completa, y adecuada a cualquier persona, independientemente de su edad y sexo.

  • Antes de practicar ejercicio, acude al médico a realizar un chequeo. Nunca está de más una comprobación rutinaria acerca de tu estado físico, una analítica, un electrocardiograma que te indicarán dónde estás y qué nivel físico tienes.

Deporte a los 40, electrocardiograma

  • Moderación y sentido común son la clave. No somos tan jóvenes, por tanto, la intensidad tiene que ser menos severa. Sin embargo, la buena noticia es que a partir de los 40, el ejercicio es más rentable que a los 20.

    Incluso si practicamos el running, veremos mejorar nuestra resistencia, ya que no decae con los años. Así que no caigas en el error de pensar que con un poco de ejercicio es suficiente; tienes que dedicarle como mínimo el mismo tiempo que antes.

  • Unos buenos hábitos de vida pueden quitarte muchos años de encima, es hora de adquirir uno de los más importantes e iniciar una dieta, por ejemplo, la mediterránea..

    Iniciar el día con un buen desayuno, es clave, se trata de la comida más importante del día.

  • Practica la fuerza. Te lo digo ya al principio, lo ideal en fuerza a esta edad es baja carga y mucha repetición. La razón es simple, la fuerza disminuye a partir de los 20 y los 30.

    Sin embargo, es necesaria practicarla, incluso los corredores necesitan integrar circuitos de fuerza en su rutina.

    Si realizas ejercicios de fuerza, mejorarás tu core y si lo sigues practicando toda tu vida, cuando tengas 70 años, no tendrás problemas de espalda, y además, si lo haces bien mejorará tu espalda.

    Aunque por favor, sé cauto, no pretendas llegar al gimnasio y meter de repente 50 kilos en press banca, eso no es bueno.

  • Tienes que aprender a escuchar a tu cuerpo y conocerte mejor.

  • Disfruta con lo que haces. Eso sí, sin querer llegar al nivel competitivo de los deportistas profesionales como Chema Martínez.

    El deporte en general alarga la vida, sin embargo, su exceso es contraproducente.

Si sigues las pautas indicadas, puedes crear la forma física con la que siempre has soñado. Sí, incluso teniendo 40 años.

Nunca es tarde para lograr estar en forma. Es más la actitud mental, que otra cosa, de igual forma que lo más importante es divertirse con el deporte, no matarse con él.

Todo está en nuestra mente. ¡Si quieres, puedes!

Última actualización: 27/10/2015 a las 18:32

Iván Cernadas

Foto Iván Cernadas

Soy un periodista amante de la tecnología, deporte, viajar y los libros. "No es oro todo lo que reluce, ni toda la gente errante anda perdida", por eso me dedico a discernir entre la gente errante y la perdida, entre lo que brilla y lo que no, sacando a relucir el brillo de las cosas que valen la pena mediante el lenguaje de la escritura.

Sigue leyendo