Cómo iniciarte en el running y no morir en el intento

COMPARTIR 0 TWITTEAR

running

Recuerdas cuando en la última reunión de amigos que has tenido, tus colegas hablaban de pronador, supinador y neutro y no sabías qué significaba. ¿Acaso no te ha ocurrido que alguno de tus compañeros de trabajo ha comentado su última carrera y los planes que tenía de ir a su primera maratón? No me digas que no has sentido algo de envidia, no te ha picado el gusanillo de querer hacer lo mismo. Admítelo, hace tiempo que no realizas deporte, pero no desistas, ir a correr es un deporte que todo el mundo puede hacer, tú también puedes empezar a practicarlo si así lo deseas.

A continuación, te ofrecemos unos pequeños consejos para que te inicies en este deporte tan adictivo, y tu salud no se resienta. ¡Ánimo, ya has tomado la decisión más difícil, empezar, ahora sólo te falta llevarla a cabo!

  • Lo primero de todo, intenta convencer a un amigo para que vaya contigo. Te lo digo por experiencia, la compañía puede ser la diferencia, entre ser un corredor constante, o un corredor ocasional. Un amigo siempre tirará por ti y te animará a correr cuando no tengas ganas, y viceversa.

  • No cometas el típico error de un novato, de no estirar, comienza poco a poco caminando y altérnalo con un trote suave, y cambios de velocidad adecuados a tu forma física. Al inicio, en torno a dos o tres días a la semana, es una buena cifra para no saturar el cuerpo con un esfuerzo excesivo. Recuerda, tomártelo con calma, camina aproximadamente unos diez minutos, luego a un ritmo suave y después puedes empezar con un ritmo más rápido.

  • Invierte un poco de dinero y consigue unas buenas zapatillas deportivas, son la diferencia entre tener uñas negras y ampollas o no. Gracias a ellas, evitarás lesiones de mayor calado. Aunque ten cuidado, escogerlas no es nada fácil.

  • Ponte metas y objetivos realistas. Usa un calendario y marca en él un planning semanal con los objetivos a alcanzar. Por ejemplo, para los novatos, las carreras populares de 5 km, 8 km y 10 km son las ideales para empezar. Se trata de distancias cortas, que con un par de meses de entrenamiento, conseguirás acabarlas sin problemas.

  • Si entrenas duro, y eres persistente en pocos meses verás rebajar tus tiempos. Primero conseguirás llegar a correr media hora a un ritmo moderado, luego 45 minutos, y cuando menos lo pienses estarás una hora corriendo sin parar. Procura que los tiempos sean progresivos y sé realista, no quieras correr una hora a un ritmo alto a los quince días de empezar.

brooks-running

  • Intenta buscar en internet, o un profesional que te pueda aconsejar a mejorar la técnica de carrera. Puede parecerte extraño, sin embargo, correr adecuadamente y respirar bien te evitarán lesiones, y además mejorarás tus tiempos y te sufrirás menos al ser más efectivo entrenando.

  • No te conviertas en una persona obsesiva. Sucede que este deporte engancha muy rápidamente, y es posible que incluso sueñes con cuántos kilómetros haces a la semana, y si le ganarás a tus amigos en la próxima prueba. Ya mejorarás, tranquilo, lo primero es conseguir ir todas las semanas y ser constante, después ya pensarás en los tiempos y los kilómetros.

    La clave fundamental para iniciarse en este deporte, es dedicarle el tiempo y la constancia necesaria para ver resultados en el tiempo. Sólo así conseguirás que te guste lo suficiente como para que sigas entrenando durante mucho tiempo. El running es una actitud de vida, por tanto, tómatelo con calma, motívate lo suficiente y ya que has llegado hasta aquí, no pares ahora. Recuerda el lema del corredor español Chema Martínez: no pienses, corre.

Archivado en Carreras, Consejos, Correr, Running
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs