Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Consigue hoy bicis de montaña y carretera ¡a mitad de precio!

Ambos tipos de bicis

Entrenar sobre la bici es una de las tendencias que están tomando cada día más corredores, pues el desarrollo tanto de piernas como de su resistencia cardiorrespiratoria y vascular se da de forma progresiva y sin demasiado impacto articular. Cada una de las dos alternativas en la carretera tienen sus beneficios y sus desventajas. Pero hoy nos vamos a centrar en comparar ambas resumidamente destacando ciertas diferencias que nos harán decantarnos por una u otra. Ya serás tú, quien valore finalmente a por cuál tirar en el momento de desembolsar los cuartos.

Probablemente, para cada tipo de terreno disponible habrá una bicicleta diseñada. El pavimento y el terreno abrupto de la montaña tienen claramente superficies distintas y características que van a demandar el uso de una u otra clase de bicicleta. La bici de carretera, diseñada para el asfalto, tiene una herencia de algo más de un siglo, y es la predecesora de todo tipo de ciclo. La bicicleta de montaña fue conceptualizada más tarde, aunque sus variados modelos han ido creciendo hasta conseguir un rango tan amplio como tipos de terrenos existentes.

Hecha para la velocidad y la tranquilidad

La bici de carretera está diseñada para ser ligera y con una respuesta muy suave sobre el pavimento. Estas bicis tienen unas ruedas con un ancho de 622 mm (la modalidad 700c, la más extendida) y un cuadro relativamente más estrecho que las de montaña. Estas características le dan una mayor velocidad y un índice de rozamiento menor, tanto con el aire como con el pavimento. Los ciclistas de carretera consiguen con ellas una mejor aerodinámica y poder de transferencia de la fuerza de sus piernas a los pedales.

Bici de carretera con marcha fija

El cuadro, por su lado, debe ser ligero y rígido, y hecho de materiales como la fibra de carbono o el titanio (más comunes a nivel de competición). Otros materiales ligeros y resistentes pueden ser el acero o el aluminio. En este apartado, también podremos hacernos con bicicletas de carretera que no están necesariamente hechas para correr a tope, son las llamadas de paseo y aquellas sin demasiadas complicaciones. Para todos ellos, no os vendría mal revisar algunas recomendaciones para cuando subís por puertos de montaña.

Bici de paseo

Fuera de las reglas

Las bicicletas de montaña están diseñadas para conquistar el terreno fuera de los límites de las carreteras, como la tierra, barro, grava, charcos, e incluso nieve. Este tipo de bicis están fabricadas con materiales duros y durables, con ruedas estrechas que resisten daños e impactos severos. Los cuadros están hechos desde aluminio, fibra de carbono, acero hasta titanio, y están construidas para soportar golpes desde cualquier dirección.

Los sistemas de suspensión que llevan la mayoría de ellas absorben las vibraciones y los impactos del terreno desigual. El riesgo es tener que afrontar los temidos pinchazos en montaña. Podremos encontrar bicis con suspensión únicamente en la rueda delantera y otras con suspensión total, en ambas ruedas. Estas bicis normalmente se caracterizan por colocar sus manillares y puños a una altura que permite al ciclista mantener una posición erguida para controlar en todo momento el equilibrio en el terreno abrupto.

MTB 26 pulgadas

Destacando diferencias

La diferencia más inmediata entre ambos modelos la tenemos en las ruedas. Las gomas de las bicis de montaña van desde las 26 a las 29 pulgadas, y sus cubiertas siempre tienen zonas dentadas que se adaptan a cualquier desigualdad del terreno. Estos dientes consiguen agarrarse al suelo y zonas blandas del terreno con el fin de no resbalar y caer. Esto le da mayor tracción en este tipo de suelos. Una bici de carretera utiliza cubiertas considerablemente más estrechas y con un dibujo menos pronunciado, que consigue un menor rozamiento con el suelo y adaptarse a la lluvia sobre el asfalto.

Ahora eliges tú

Las características de la bici de montaña que la hacen más cómoda de controlar en terrenos irregulares se pueden transpolar al pavimento con las bicicletas de carretera. Ambas son una gran opción para hacer algo de ejercicio cada día o de manera casual en vacaciones. Las bicis de carretera son la elección ideal si quieres ir rápido y no salirte del pavimento, incluso ellas te permiten subir pendientes con mayor facilidad. Son más ligeras, lo que las hace más manejables a altas velocidades.

Parece que me he posicionado a favor de las bicis de carretera, y no es para menos. Sin embargo, entiendo que quien le guste más el terreno irregular, probarse físicamente, sentir la naturaleza en todo su esplendor y jugar con algo de riesgo, se decanten por la montaña. Os hemos presentado algunas ideas, pero tenéis otras por Internet que podría encajar mejor tanto en vuestro presupuesto como en los objetivos que os hayáis marcado.

Última actualización: 22 de October, 2015

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo