Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Controla la hipertensión con estas asanas

Postura del triángulo

Si creías que el Yoga solamente era flexionar y contorsionar el cuerpo en diversas formas, te comento que es mucho más que ello.

El Yoga es una disciplina física, mental y espiritual originada en la India hace más de 5000 años que incluye técnicas de respiración denominadas pranayama, meditación y asanas, es decir, posturas yóguicas sencillas y otras más difíciles de realizar que pueden ser llevadas a cabo por avanzados.

Esta maravillosa disciplina es ideal para eliminar el estrés, la ansiedad y liberar las tensiones, además de disminuir la presión arterial elevada, por lo que puedes emplearla como terapia complementaria al tratamiento que te haya dado el médico.

Postura del triángulo o Trikonasana

Abre las piernas un poco más que la distancia entre tus caderas y gira tus pies hacia la derecha. Eleva los brazos a la altura de los hombros y baja el torso hasta que la mano derecha toque la espinilla/tibia de la pierna y el pecho quede abierto, es decir, alineado con la pierna delantera.

El otro brazo queda extendido hacia arriba. Mira hacia abajo para evitar que la presión arterial suba.

Postura del guerrero I o Virabhadrasana I

Párate con las piernas juntas y da un gran paso hacia adelante con una de ellas. Flexiona la rodilla de la pierna delantera sin que esta sobrepase la punta del pie.

Mantén la pierna trasera extendida o ligeramente flexionada y gira el pie hacia afuera de manera que te sea cómoda esta posición.

Enraíza tus pies al suelo y lleva las manos a tus caderas. Sostén esta postura durante unos segundos y descansa. En la postura del guerrero I convencional los brazos apuntan al cielo, pero para reducir la hipertensión es mejor que queden por debajo de la cabeza.

Investigación: “Yogaterapia de la hipertensión arterial esencial”

Esta investigación presentada en la Sociedad Andaluza de Hipertensión Arterial y Riesgo Vascular, ha demostrado las técnicas de relajación como el Yoga, al igual que el ejercicio aeróbico y una dieta equilibrada, podrían ser una excelente terapia complementaria para quienes sufren de hipertensión.

El objetivo de esta investigación llevada a cabo por los enfermeros del hospital Torrecárdenas de Almería, era comprobar si el Yoga era realmente beneficioso para la salud y si su práctica podría ser empleada como complemento de quienes tomaban fármacos para disminuir el nivel de presión arterial.

Después de un gran cantidad de revisiones bibliográficas en bases de datos españolas e internacionales, los investigadores concluyeron que esta disciplina permite conseguir una mejora en cuanto a nivel psicofísico, además de reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, así como también, *eliminar los dolores de cabeza, los articulares y los musculares, entre otras afecciones.

Última actualización: 13/10/2015 a las 21:38

Flavia

Foto Flavia

Soy maquilladora de profesión y maestra rotisera y pizzera de corazón. Mi gran pasión es la repostería y adopté la meditación y el deporte como estilo de vida. Puedes ver mi perfil en Linkedin.

Sigue leyendo