Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Sal engorda

Al hablar de sal, pensamos de inmediato en un condimento básico que realza el gusto de la comida. Pero cuántas veces hemos escuchado decir: ¡Si te excedes en la cantidad de sal, te va hacer daño! Pero, realmente conocemos cuáles son los efectos negativos qué puede causar dicho exceso.

La ingesta de sal en cantidades mayores repercutirá en el organismo, ya que dificulta la función de los riñones donde se lleva a cabo el filtrado y depuración de la sangre.

Así como una deficiente actividad en los músculos del corazón, trayendo consigo una serie de padecimientos (embolias, hemorragias cerebrales, insuficiencia cardíaca y ataques al miocardio).

Sin embargo, la sal no engorda, para entender mejor vayamos resolviendo está duda.

Qué tiene que ver el sobrepeso con la sal

El sodio es el mineral más común que tiene la sal, siendo un elemento necesario para el organismo. Es acalórico, por lo que no aporta ningún tipo de calorías y, por ende, no engorda.

De igual manera, su ingesta moderada no almacena líquidos en el organismo, ya que de lo contrario, si el consumo se excede, puede llegar a producir un incremento de peso por la retención de líquidos.

Es por eso que la mayoría de nutricionistas apuntan a que la cantidad máxima de sal que se debe ingerir diariamente es de 5 gramos, que ejemplificado, vendría a ser una cucharadita de postre.

Cabe mencionar que es mejor comer sal gorda/gruesa que sal fina. Aunque ahora existen varios tipos de sal en el mercado, para elegir la que más se adecue a tus preferencias.

Consejos para reducir el consumo de sal

  • Reduce el uso de la sal al cocinar.
  • Sazona con hierbas y especias aromáticas para que se minimice la adicción de la sal.
  • Utiliza sal marina, ya que su sabor es más fuerte por lo que la cantidad para agregar será menor.
  • Deja reposar la comida, así su sabor se concentra y se rectifica la sazón al final.

Sal

La solución para evitar el abuso de la sal, no radica en eliminarla por completo, ya que el resultado será atroz con comidas aburridas, insípidas o desabridas.

La clave está en realizar hábitos alimenticios saludables, haciendo a un lado aquellos productos industriales que están atiborrados de sal, y que lamentablemente no todo es para una óptima conservación, sino más bien, por el marketing.

Mientras más salado, más como, más me gusta y más adquiero.

Última actualización: 08/10/2015 a las 21:01

Erika

Foto Erika

Licenciada en gastronomía por profesión y cocinera experimental por vocación. Con un estilo de vida saludable y responsable que va de la alimentación sana y el entrenamiento constante. Perfil de Linkedin

Sigue leyendo