Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Ejercicios personas obesas

El objetivo primordial del entrenamiento de una persona con obesidad o sobrepeso es el control de peso y la reducción de grasa corporal.

Así que los ejercicios deben ser especialmente pensados para aquella gente que tiene una movilidad reducida.

Lo primero que se debe tomar en cuenta es comenzar de a poco y, para ello, es indispensable realizar una caminata las primeras semanas con una duración de 20 minutos aproximadamente.

Al iniciar el entrenamiento, este debe hacerse conforme a la condición, no es forzar el cuerpo, ya que puede traer consecuencias graves al organismo.

Extensión de cadera y hombro

Ejercitarse obesas

Con este ejercicio se trabajan los glúteos y extensores del tronco, indispensables para la movilidad del tronco y la columna.

Colócate en una superficie plana a cuatro patas. Apoya las manos y rodillas en el suelo a la altura de los hombros y las caderas respectivamente.

Estira una pierna y llévala hacia atrás lo más que puedas a la vez que extiendes el brazo contrario por encima de la cabeza.

Repite la rutina con la otra pierna.

Rotación de tronco

Este ejercicio ayuda a mejorar el tono muscular externo e interno y la extensión de cadera. Acuéstate sobre una colchoneta con los brazos abiertos sobre la superficie.

Levanta las rodillas hasta realizar un ángulo de 90 grados. Ahora gira la cintura dirigiendo las rodillas hacia un lado, pero sin tocar el suelo.

Las piernas deben estar unidas y los hombros bien apoyados. Repite el ejercicio con la otra pierna.

Integrado de equilibrio y extensión

Este entrenamiento contribuye a una mayor flexibilidad en las caderas y el equilibrio. Pararse derecho y luego hacer equilibrio con un pie.

Para ello lleva la pierna derecha hacia atrás totalmente extendida. Mientras que los brazos deben ir hacia adelante y extendidos.

Regresa a la posición original y realiza una serie de repeticiones por cada pierna. Al terminar el ejercicio es recomendable hacer un estiramiento para poder recuperarse y ganar flexibilidad.

Así que separa los pies un poco y sube un brazo por encima de la cabeza. Flexiona el tronco hacia el lado contrario del brazo, mantén esa posición durante 20 segundos y alterna con el otro pie.

Es importante recalcar que una dieta equilibrada es básica.

Empezar con romper el sedentarismo es sin duda el paso más difícil, pero cuando se toma la rienda, ya nada podrá detenerlo.

No olvides realizar un chequeo médico para que tengas luz verde en la actividad física.

Última actualización: 19/11/2015 a las 12:03

Erika

Foto Erika

Licenciada en gastronomía por profesión y cocinera experimental por vocación. Con un estilo de vida saludable y responsable que va de la alimentación sana y el entrenamiento constante. Perfil de Linkedin

Sigue leyendo