Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Pole Dance: 3 ejercicios para fortalecer piernas, muslos y abdomen

Pole Dance El Pole Dance también conocido como baile de tubo es una disciplina que requiere fuerza y control del cuerpo. Por eso practicar este deporte trae múltiples beneficios al cuerpo como una figura estilizada, fuerza en los músculos, una quema de calorías de manera rápida y un aumento en la autoestima, entre otras. Sin embargo, para llevar a cabo cualquier rutina es importante hacer un calentamiento previo, y en especial si se realiza el Pole Dance. Al ser un ejercicio de fuerza, el músculo no debe funcionar en frío, ya que puede lesionarse o desgarrarse. Así que 20 minutos de calentamiento es suficiente, el trotar, andar en bici, bailar, o hacer aerobics, es ideal. Después es necesario estirar los músculos pero sin que estos duelan. Para ello, abre las piernas lo más que puedas y lleva la parte superior abajo. Luego apoya la palma de las manos en el suelo para estirar los músculos. Posteriormente flexiona una pierna hacia atrás mientras que las sostienes con una mano durante unos minutos. Repite el ejercicio con la otra pierna. Con respecto a los brazos, estira uno hacia adelante del cuerpo durante unos minutos. Repite con el otro brazo. ¡Listo para comenzar la rutina!

Trepar

Trepar

Para este ejercicio debes pararte frente al tubo y envolver las piernas. Los brazos deben ir por encima de la cabeza. Ahora trepa lo más alto que puedas, la clave está en subir con los brazos y hacer la fuerza suficiente con las piernas para no caerte. Recuerda que este entrenamiento es de gran dificultad, así que debes intentarlo las veces que sean necesarias. No solo se requiere fuerza física, sino coordinación mental.

Carrousel

Carrousel

Este entrenamiento consiste en pararse con el cuerpo de costado al tubo. Luego sostente firmemente con la mano a la altura de la cabeza y da vueltas alrededor del tubo, cada vez ve aumentando la velocidad. Para ello contrae el abdomen, mantén la espalda recta y los pies en punta. Ve incrementando la velocidad a medida que te sientas segura.

Una mano

Una mano

Comienza este ejercicio rodeando la pierna al tubo al igual que el brazo con el que te sujetas. La mano que está libre colócala debajo de la pierna, engánchate con la rodilla y ve girando hasta llegar al piso. Recuerda que los pies deben estar estirados y los movimientos deben ser prolijos Repite varias veces hasta mejorar la técnica.

Si recién comienzas a practicar el Pole Dance y no tienes mucha flexibilidad, no desesperes, se paciente y ve de a poco. Es importante recalcar que aquellas personas con problemas de columna es mejor consultar con el médico para evitar más lesiones.

Última actualización: 15 de November, 2015

Erika

Foto Erika

Soy mexicana. Licenciada en gastronomía por profesión y cocinera experimental por vocación. Con un estilo de vida saludable y responsable que va de la alimentación sana y el entrenamiento constante. Perfil de Linkedin

Sigue leyendo