Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Elimina los problemas de rodilla con este estiramiento

Estiramiento de rodilla utilizando una silla

Sabemos que existen estiramientos fundamentales para realizar antes y después de cada sesión de entrenamiento.

La falta o el olvido de realizar esta parte de todo entrenamiento puede llevar consigo la aparición de dolencias, la fragilidad de tendones y la rotura fortuita de tejido muscular.

Estos dolores generarán dolor, y no serán fáciles de llevar. Por ello, y porque queremos lo mejor para nuestros lectores, hoy os ofrecemos un estiramiento especial para aliviar los dolores de rodilla, los más repetidos entre corredores.

Muchos problemas de rodilla a menudo están unidos a una mala función o posición de las caderas. Utilizar una silla, como te comentaremos a continuación, puede ser la solución a tus dolores.

El estiramiento con silla es un ejercicio en el que utilizas tu propio peso corporal utilizado para abrir los cuádriceps y los músculos flexores de la cadera a través de la extensión de la cadera.

No solo los corredores tienen este tipo de problemas, ya que los amantes de la bici también pueden poner en práctica algunos ejercicios para evitar los dolores de rodilla.

Cómo hacerlo

Utiliza una silla de unos 40cm de alto para apoyar el empeine de uno de tus pies, posicionándote como cuando vas a realizar una estocada.

La pierna apoyada en la silla debe permanecer doblada para que la rodilla quede descansando en el suelo. El pie de la pierna delantera debe apoyarse en el suelo firmemente.

En un segundo paso, levantaremos el pecho con el objetivo de mantener hombros y caderas formando un cuadrado en vertical.

La parte álgida del ejercicio es cuando la espalda está totalmente erguida y recta. Alcanzar este estado suele ser complicado al inicio, así que no desistas en tu empeño.

Mantendremos en esa posición unos 2 minutos antes de bajar lentamente y cambiar de pierna. Este ejercicio puede ser utilizando también para movilizar las caderas antes y después de toda sesión de entrenamiento.

Es bastante sencillo y os recomendamos que lo pongáis en práctica en casa cada vez que vayáis a entrenar y al volver. Podréis utilizar en el gimnasio una fitball o las espalderas como apoyo para la pierna trasera.

No dejéis que las lesiones lleguen sin poner un remedio tan sencillo como este.

Última actualización: 23/12/2015 a las 10:03

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo