Cómo mejorar la carrera de larga distancia con la respiración

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Corredora feliz

Entrenar las capacidades físicas básicas es esencial para mejorar nuestro rendimiento global en la gran mayoría de actividades deportivas. A la hora de recorrer largas distancias manteniendo un ritmo constante, la resistencia se hace la capacidad indispensable para un corredor de este tipo. Cada vez es mayor el número de corredores que se lanzan a realizar extensos recorridos y entrenar para carreras del tipo triatlón, media maratón o maratón. La técnica respiratoria es uno de los aspectos más determinantes a la hora de mejorar la carrera, por ello vamos a daros unos consejos.

Aprende a respirar profundamente

Corredora sin aire

Tus pulmones tienen un tamaño un poco inferior a tu caja torácica, pero la mayoría de la gente tiende a utilizar tan solo una tercera parte de las capacidades de estos órganos respiratorios. Cuando tomamos una inspiración profunda, estamos expandiendo los pulmones, presionando hacia abajo el diafragma, y causando un ensanchamiento del abdomen con el objetivo de inflar los pulmones de aire.

Aprender a respirar de manera profunda mientras corremos nos ayuda a tomar una mayor cantidad de oxígeno, previniendo las náuseas y las famosas pájaras. Con algo de entrenamiento y estiramientos fundamentales, podrás mejorar tu rendimiento y resistencia notablemente. El entrenamiento cruzado o cross training, acompañado de Yoga o Pilates puede también ayudar a aprender a respirar de este modo desde el diafragma.

Sincroniza pasos y respiración

Corredora agachada Para un mejor y más sencillo ritmo de carrera, puedes inhalar una vez por cada paso, y exhalar el aire en el mismo número de pasos. Contar los pasos que das en tu cabeza mientras ajustas el tempo y la respiración, será tu próxima tarea. Si corres de manera más intensa, el ritmo de tu respiración aumentará para conseguir una mayor energía. En este caso, deberás cambiar el ritmo de respiraciones a cada 2 pasos, más o menos. Si te cuesta coordinar tu respiración a los pasos, puedes probar a aumentar y disminuir tu ritmo de carrera mientras ajustas ese tempo.

Respira diferente en climas fríos

Es importante respirar a través de la nariz mientras corremos en momentos de bajas temperaturas. El aire frío es seco y de este modo incrementamos la sequedad al mismo tiempo que disminuimos la temperatura del aire que entra. Ya que a tus pulmones no les gusta el aire seco, podrías experimentar síntomas del asma, como tos, cuando respiras por la boca. Haciéndolo utilizando la nariz no solo filtrará las impurezas del aire, sino que calentará el frío aire a la temperatura del cuerpo, creando menos contraste en los pulmones.

Aprende a respirar por la nariz

Corredora agotada Si es complicado para ti, puedes comenzar a practicar la técnica antes de que el frío llegue a tu ciudad. Respirar a través de la nariz ayuda a hacerlo mucho más profundamente y de manera más eficiente, lo cual ayudará a tu rendimiento en carrera sin depender del clima que haga. Si tu plan es correr en climas fríos, tienes que conseguir ser un maestro en la respiración por la nariz, además de utilizar una braga para el cuello.

Como veis, en la respiración y su forma de utilizarla está el éxito de una carrera. Al principio se te hará complicado y, por qué no decirlo, raro respirar por la nariz. Cuando hacemos mucho énfasis en este aspecto, nos referimos a inspirar a través de ella, espirar podremos seguir haciéndolo por la boca sin problemas de sequedad. No esperes más y prueba el método, poco a poco irás mejorando tu técnica respiratoria en carrera y reduciendo tus tiempos.

Archivado en Capacidades físicas básicas, Carreras, Consejos, Economía, Respiración
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs