Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Las mejores comidas para aliviar la resaca navideña

Chica con resaca en la cama

Hemos llegado al ecuador de la Navidad, pero aún quedan varios días en los que algunos/as de vosotros pueden arrimarse a una barra de bar cual profesora en una clase de PoleDance. La semana pasada os hacíamos ver cuáles eran las mejores bebidas para combatir los temidos efectos de una resaca navideña, y hoy os deleitaremos con algo más solido: las comidas. Existen alimentos que, por su contenido nutricional, son efectivas a la hora de aliviar los dolores y el malestar de una resaca típica (dolores de cabeza, náuseas, sequedad en la boca, mal sabor constante, sensibilidad extrema, etc.).

Como eliminar la resaca con ejercicio físico no es para todo/as, os vamos a dar unos cuantos remedios caseros para que no tengáis que moveros de casa ni del calorcito de vuestro hogar. Alimentos hay en todas partes, y estos que os presentamos hoy seguro que ocupan un lugar esencial en vuestro frigorífico y/o despensa. Serán alimentos o preparados para tomar como desayuno, dado que es el momento del día en el que solemos padecer las consecuencias de una buena resaca.

Huevos

Huevos revueltos con perejil Este alimento debe pertenecer a un desayuno/almuerzo básico por una sencilla razón. Los huevos están repletos de aminoácidos como la cisteína y la taurina. La taurina aumenta la función del hígado y puede ayudar a prevenir enfermedades del propio hígado. Por su parte, la cisteína elimina el acetaldehído (sustancia química que sobra cuando el hígado descompone el etanol), lo que provoca los horrorosos dolores de cabeza.

Plátanos, dátiles y verduras de hoja verde

Verduras de hoja verde Estos alimentos de colores brillantes contienen potasio, un electrolito importante que a menudo se agota debido al efecto diurético del alcohol. Seguramente no seamos de aquellos/as a los que les encanta o apetece una ensalada por la mañana. Para ello, podemos añadirle un poco de yogur (que contiene más potasio) y mezclarlo todo en un batido anti resaca.

Sopa de pollo con pasta

Sopa de pollo con espirales Puede que no sea una de las comidas más recurridas por las personas ‘resacosas’, pero una taza o o plato de sopa de caldo de pollo con alguna pasta puede ayudar a reponer los niveles de sodio y de agua en el cuerpo, los cuales han sido reducidos al límite por el efecto del alcohol. El pollo también contiene cisteína, que dan al hígado un impulso muy necesario para repararse y afrontar el día.

Sopa de miso

Sopa de miso El sushi es la última cosa que la mayoría de la gente pensaría comer en resaca, pero no hay razón para evitar toda la comida japonesa. Como la sopa de pollo con fideos tradicional, la sopa de miso es un gran remedio rehidratante. El caldo de la mañana nos reabastece los niveles de sodio, mientras que el miso fermentado puede ayudar a la digestión.

Tostada integral con miel

Tostadas integrales con miel Las tostadas de pan integral son carbohidratos complejos que reducen los niveles de azúcar, sin alterar el estómago. Añadir un chorrito de miel nos cargará incluso más con esa energía instantánea. Sólo recuerda, que seguir con algo de proteína más tarde en el día para compensar el aumento del azúcar en sangre, será lo recomendado.

Avena

Copas de Avena No nos cansaremos de repetirlo, la avena es uno de los mejores alimentos para tomar en el desayuno. Un bol con avena y leche caliente tiene un montón de nutrientes esenciales como vitaminas del complejo B, calcio, magnesio y hierro. Además, la avena puede ayudar a neutralizar los ácidos en el cuerpo y elevar los niveles de azúcar en sangre, que te dará un impulso de energía instantánea.

Seguramente la gran mayoría de estos alimentos o preparados mañaneros los tendrás actualmente en casa. Y si no es así, no te será complicado conseguirlos. Estas navidades no debemos atiborrarnos de comida, aunque tu familia te lo pida encarecidamente. Y si es así, no debes olvidar algunos consejos para reducir esa ingesta excesiva en Navidad que te hemos dado. Recuerda que nuestro cuerpo requiere de nutrientes para moverse y mantenerse activo, pero un exceso de los mismos puede hacer que nuestro mecanismo de engrase se atasque.

Última actualización: 31 de December, 2015

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo