Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Cómo saber si estás entrenando bien

Pulsaciones

Existen cientos de entrenamientos distintos, todos ellos destinados a mejorar ciertas disciplinas deportivas, habilidades y capacidades físicas básicas. Mucha gente prueba todos estos entrenamientos con el objeto de conseguir algunas metas personales, ya sea por motivos académicos, personales o competitivos. Bastante gente abandona su entrenamiento porque no ve claramente la mejoría, y hoy queremos enseñarte algunos signos claros de que tu entrenamiento está consiguiendo sus frutos.

Unos dicen que “si no hay dolor, no hay entrenamiento que valga”. Otros que si sudamos mucho, estaremos quemando grasas. Sin embargo, estas dos afirmaciones no debemos tomarlas a la ligera, pues el organismo no tiene un funcionamiento tan simple. Cualquier entrenamiento podría producir estos síntomas o efectos posteriores, tan solo hay que saber cómo llegar a ello. Pero te vamos a enseñar cómo conocer si funciona o no tu entrenamiento.

Tu ritmo cardíaco

Control del ritmo Conseguir una buena relación de pulsaciones por minuto, tanto en reposo como en activo, es uno de los primeros objetivos. Por tanto, una buena condición física mantendrá los niveles del ritmo cardíaco óptimos. Un buen entrenamiento debería llevar al corazón hasta 3/4 del máximo de pulsaciones posibles por tu corazón. Pero, ¿cómo calculamos estos números? Es muy sencillo. Tan solo debemos aplicar una simple fórmula.

Pulsaciones óptimas = 208 – (tu edad x 0,7)

Por ejemplo, si tienes 25 años los cálculos serían así: 208 – (25 x 0,7) = 190,5 ppm máximas que debes alcanzar para mantener tu corazón sano. Pero este dato no es lo único, pues si te levantas a la mañana siguiente del entrenamiento y tu ritmo cardíaco está en reposo por encima de lo normal, significa que no te has recuperado aún del esfuerzo anterior. Tu ritmo en reposo debe ser un indicador claro para evitar las consecuencias del sobreentrenamiento. Aunque, este indicativo no se debe aplicar al entrenamiento de fuerza. En este caso, debemos tomar los descansos adecuados entre series.

Te sientes fuerte de inmediato

Sentirse fuerte Este dato es bastante subjetivo, pero está claro que te hará seguir entrenando y ver que funciona correctamente. Pero hay dos escalas de medida diferentes para este valor: algunos usan una sobre 10 puntos, y otros expertos utilizan la escala de Borg de 6 a 20. En ambas escalas, el individuo elige el número al finalizar la actividad dependiendo de sus pulsaciones. A más ritmo cardíaco, más fuerte te sentirás al final. Por tanto, debes ser honesto si quiere utilizar una de estas escalas.

Tu recuperación

Descansos La mayoría de la gente pone atención a las diferentes partes del entrenamiento de intervalos. Muchos estudios muestran que entrenando duro con intervalos puede quemar una gran cantidad de calorías. Pero, ¿cómo de rápido se recupera tu corazón durante un entrenamiento de baja intensidad? Un corazón sano se recuperará más rápidamente que uno no saludable o no acostumbrado al ejercicio regular. Si notas que tu ritmo cardíaco baja en un minuto o menos durante tu descanso, vas por el buen camino.

Sientes más desafíos

Cumpliendo metas En la vida nos surgen cosas nuevas que hacer cada semana o cada día. El deporte no es ajeno a esto. En el ejercicio físico, si sientes que tienes metas que alcanzar, seguirás intentándolo o si fracasas, dejarás de participar. Sin embargo, si vas cumpliendo pequeños desafíos cada semana, esto te hará crecer y evolucionar. Si en tus descansos te sientes demasiado exhausto, debes rebajar la intensidad.

Duermes mejor

Dormir bien Está claro que el ejercicio físico bien realizado nos hace dormir más plácidamente. Los estudios sugieren que la calidad del sueño mejora después incluso de una sola sesión de entrenamiento. Si estás sintiendo el efecto contrario, esto es un signo de sobreentrenamiento. El ejercicio debería ayudarte a descansar mejor cada noche, pero si te excedes podrías no dormir óptimamente.

Centrado el resto del día

Productividad Esto no debe ser una sorpresa para ti. Los expertos están de acuerdo con que las sesiones de entrenamiento nos dan un plus de concentración, no solo a nivel físico. Esto nos hace estar más felices y confiados en nuestras posibilidades. Tu productividad y claridad debería también mejorar después de entrenar. De hecho, los expertos en psicología dicen que experimentarás una subida del ánimo durante el día nada más que 5 minutos tras haber acabado tu actividad deportiva.

Así que si uno o varios de estos signos se hacen presentes, podrás seguir mejorando poco a poco hasta conseguir todos ellos y saber así que tu entrenamiento está yendo a las mil maravillas. No dejes de entrenar porque te sientas mal, sino todo lo contrario, pues debes superar adversidades si tu verdadero objetivo y propósito en la vida es sentirte mucho mejor contigo mismo y con tu cuerpo.

Última actualización: 28 de January, 2016

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo