Si tienes estos síntomas, tienes tendinitis

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Corredor con dolores en rodilla

Una de las dolencias/lesiones más comunes en corredores es la tendinitis (tendinitis aquilea, del tendón de Aquiles), una inflamación de cualquier tendón que podemos encontrar en nuestro cuerpo. Las tendinitis más frecuentes se suelen dar en codos, cuello, hombros, rodillas y tonillos, en aquellas articulaciones más móviles en toda actividad físico-deportiva. Probablemente no sepas muy bien si has tenido alguna vez o tienes ahora tendinitis, por lo que te vamos a enseñar a conocer los 3 síntomas más comunes.

No hay sensación mejor que la que tienes tras una actividad deportiva bien realizada, que has quemado muchas calorías, que te sientes más fuerte y rápido. A veces, hacer el mismo tipo de ejercicios o actividades (running, ciclismo o natación) puede poner en riesgo tus músculos y tendones. El riesgo de padecer tendinitis es alto si estresas demasiado y repetidamente una serie de articulaciones. Si sientes algún tipo de anomalía, para y acude a un especialista antes de que sea demasiado tarde.

Dolor alrededor de las articulaciones

Rodilla de runner con tendinitis En comparación con los dolores leves musculares del día a día, el dolor de una tendinitis es un dolor agudo localizado en un tendón. Los tendones están en los extremos del músculo y enlazan directamente con los huesos. Un dolor agudo alrededor de estos tendones puede suponer un inicio de tendinitis. Por ejemplo, si estás haciendo sentadillas y te duele la rodilla, puede ser que algún tendón rotuliano esté inflamado. Del mismo modo, un dolor agudo en el centro del codo en su cara interna, podrá suponer una tendinitis de codo o lo que comúnmente se llama ‘codo de tenista’ debido a la extra-elongación del codo en deportes como tenis o balonmano.

Dolor durante el ejercicio

Jugada de balonmano Otra diferencias entre los típicos dolores y la tendinitis es cuando el dolor aparece. El dolor post-ejercicio se suele retrasar o no aparecer durante el ejercicio físico. Los dolores por tendinitis suelen aparecer y crecer en momentos de la actividad física en los que la intensidad sube. Normalmente, un dolor de músculo por una contusión suele desaparecer cuando estamos más activos y calientes, sin embargo se hace notable cunado nos enfriamos. En este caso, la tendinitis nos proporciona un dolor más agudo durante la actividad.

Síntomas crónicos

Masaje en tobillo y pie Los dolores post-ejercicio o agujetas son dolores que suelen durar 2 o 3 días, o hasta que vuelves a ejercitarte del mismo modo. Es una respuesta habitual del cuerpo a la adaptación que está sufriendo. Pero si el dolor está centrado en una articulación en concreto y persiste más de 2 semanas, hay altas probabilidades de que sufras una tendinitis, y será el momento de acudir a un médico o a un fisioterapeuta. Las más comunes son las tendinitis de hombro, que pueden ser prevenidas con algunos ejercicios de fortalecimiento.

Los tendones conectan músculos con huesos, lo que significa que cada vez que activas tus músculos, estarás añadiendo tensión a ese enlace. Mi recomendación es usar algún tipo de abrazadera que inmovilice el tendón dolorido mientras puedes seguir haciendo ejercicio. Otra forma de prevenir o de reducir los dolores, será o practicar natación, el deporte ideal para la rehabilitación. Del mismo modo, puedes realizarte un masaje alrededor de la zona dañada y/o estirar el tendón dolorido cada vez que hagas ejercicio, para relajar su tensión. Una vez que el dolor se va, no sería mala idea iniciar un programa de estiramientos, que pueda incluir sesiones de Aquagym (una forma segura de hacer ejercicio) para fortalecer tanto tus músculos como tus tendones, y así prevenir futuras tendinitis.

Archivado en Inflamación, Signos, Síntomas, Tendinitis, Tendones
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion