8 consejos de oro para dominar el hambre

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Consejos dominar hambre

El problema más recurrente cuando se lleva una dieta para bajar de peso o simplemente para mantener la figura esbelta, es la de controlar las ganas a veces irresistibles por comer a cada rato. Pues entonces, presta atención a estos consejos para que puedas conseguir superar la meta de manera fácil y sin ningún inconveniente.

No comas sin hambre y evita el picoteo

Recuerda que es indispensable antes de levantar la mano a esa comida que crees que dice “cómeme” preguntarse ¿Tengo hambre o como por cuestión psicológica? Haz conciencia y procura evitarlo si tu respuesta es por gula. Establece horarios y evita saltarlos. Programa comidas cada 4 horas y realiza cenas ligeras y saludables.

Come despacio

Dominar hambre Es importante comer despacio y darse el tiempo suficiente para masticar y disfrutar cada bocado que se ingiere. Toma en cuenta que tarda aproximadamente 20 minutos el cerebro en recibir el mensaje de saciedad del estómago, así que ve con calma para que puedas controlar el comer.

Aumenta el consumo de fibra

La fibra es el mejor aliado para personas que llevan un régimen para adelgazar. Esto de debe a que se digiere de a poco, lo que da como resultado una sensación de saciedad por períodos prolongados. Lo ideal es consumir ensaladas, a las que puedes incorporar proteínas para conseguir un alimento mucho más completo.

Mantente hidratado

El beber agua es fundamental para cualquier persona. Pero además se consigue un efecto de saciedad más rápido. Si te atacan esas ganas locas de comer, prueba tomando un vaso de agua.

Controla las emociones

Controlar hambre Muchas veces uno se deja llevar por el estado de ánimo, lo que orilla a comer por ansiedad, aburrimiento, desesperación, angustia y miedo, entre otros. Por consiguiente se tiene el deseo de querer devorar aquello que menos se necesita. Por lo tanto, intenta controlar las emociones en esos momentos.

No caigas en tentaciones

Evita al máximo aquellas tentaciones dulces (pasteles, golosinas, dulces, etcétera) que generan niveles altos de glucosa. Mejor intenta sustituirlos por alimentos que no aporten tantas calorías y, sobre todo, te mantenga saciado.

Duerme lo necesario

Cuando no se duermen las horas suficientes la sensación de cansancio se agudiza. Teniendo como resultado un desajuste en el organismo, repercutiendo directamente en las hormonas del apetito, lo que provoca que uno caiga más fácilmente en la trampa de comer mal. Así que el descansar bien ayudará a dominar el hambre y hasta adelgazar.

Practica alguna actividad física

La actividad física moderada ayuda a estar en forma, entretener, motivar y disminuir el hambre.

A veces el querer controlar esos impulsos de comer no es una tarea fácil, ya que dejar atrás los malos hábitos puede ser psicológicamente difícil pero no imposible. Lo importante es tener fuerza de voluntad y ser disciplinado para poder llegar al objetivo de manera saludable y más rápido de lo que piensas. ¡Controla el apetito!

Archivado en Apetito, Comer, Dormir bien, Fibra, Hábitos saludables, Hidratación
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs