Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Cuándo sabemos que necesitamos un día de descanso?

Chica cansada en el calentamiento

Llega el fin de semana y necesitamos hacer un parón tanto de nuestro trabajo como de nuestros entrenamientos diarios. Es posible que te estés equivocando y el fin de semana o un día de esos dos no sea el idóneo para dejar que tu cuerpo descanse. Hay varios signos que te ayudarán a apreciar el momento en que tu cuerpo no puede más, cuando deberías frenar e incluso parar en seco para dejar que tu organismo se recupere satisfactoriamente.

  • Con tan solo 5 minutos de HIIT estás exhausto: en realidad es algo muy normal sentirse muy cansado cuando llevamos mucho tiempo de entrenamiento y no haber descansado ni un día. Hay muchas razones por las que el ejercicio vigoroso puede inducir náuseas, pero sentirse ‘enfermo’ con tan solo el calentamiento, es porque algo no va bien y debes descansar. En uno de los signos del sobreentrenamiento.

  • Has dejado de ver progreso y todo es demasiado pesado para ti: si piensas que eres un super hombre o una super mujer y no necesitas un día de descanso, ¿por qué cuando descansas sientes alivio en todos y cada uno de los músculos de tu cuerpo? Todo el mundo, incluso los atletas de la élite necesitan un día de descanso. De hecho, en esos días tu cuerpo activa el modo recuperación, sintetizando proteínas para construir nuevas fibras musculares. Así que, cuando comiences a descansar, empezarás a ver progresos.

Hombre agotado del entrenamiento

  • Te sientes perdido: vale, oficialmente eres una persona exhausta. Incluso si piensas que podrías entrenar ahora, probablemente no deberías hacerlo. Estando cansado y con la coordinación física por los suelos, es posible que te caigas varias veces o que no des pie con bola. No creo que caerte sea uno de los propósitos del día de hoy.

  • Odiaste cada minuto de tu carrera de ayer: probablemente ayer fue unos de esos días en los que no tenías ganas de hacer nada, sobre todo si tenías muchas cosas en mente. Pero si piensas que odiaste cada paso que diste durante tu entrenamiento, es porque no lo encontraste desafiante, divertido, que te valiera de algo, y no te sentiste recompensado. Puede que sea el día para evaluar todo lo que has hecho y valorar algunos cambios. Puede que un día de descanso te ayude a reflexionar y volver a conectar con el fitness.

  • Te duele todo: mucha gente dice que si no duele es porque no se está entrenando bien. Son todo falacias. Puedes sentir algo de dolor aquí y allá, pero cuando ese dolor no te permite seguir entrenando, lo más recomendable es dar el día libre a nuestro cuerpo. Incluso podríamos darle, en estos casos, dos días de descanso.

  • No te ha venido: esto va para las mujeres en exclusiva. El sobreentrenamiento puede retrasar el ciclo menstrual y, en casos extremos, puede incluso llevar a desórdenes. Cuando el ejercicio físico deja de ser algo que quieres hacer, e incluso siendo algo que sabes que tienes que hacer, no solo necesitarás un día de descanso, sino que podrías considerar un cambio en tu rutina de ejercicios.

  • Siempre ansioso y sin calma total: siempre hemos conocido los beneficios del ejercicio físico, como la reducción del estrés o los cambios de humor positivos. Además, las endorfinas que emanan de nuestro cuerpo durante el entrenamiento nos hacen ser más felices, o al menos parecerlo. Si estamos tensos e intranquilos, necesitaremos un día de descanso.

Así que si tienes uno de estos síntomas en tu día a día, puede que necesites descansar ese día y dejar el entrenamiento para mañana. También podría ser el día de comenzar a beneficiarse del Yoga en casa, con lo que trabajaríais flexibilidad, esa habilidad básica que se pierde fácilmente con la edad.

Última actualización: 27 de March, 2016

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo