Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

5 curiosidades de las sentadillas que no sabías

Sentadillas en pareja

Querer conseguir un trasero de escándalo se lo debemos a las celebridades que, antes que nosotros, utilizaron métodos milagrosos y algunos no tanto para poder mostrar esa parte que tantas personas quieres imitar.

Quizás estos famosos tuvieran los mejores medios para conseguir su objetivo, pero lo cierto es que no todas las personas nacemos con las mismas posibilidades genéticas para llegar a tener un tipo de glúteos.

Lo que sí podemos es conocer una serie de curiosidades sobre el ejercicio por excelencia para glúteos, las sentadillas.

  • Pueden descubrir desequilibrios: una simple sentadilla puede decirte a un entrenador personal tus desequilibrios musculares, estructura corporal, tus puntos fuertes y débiles.

    Parece un ejercicio sencillo sin mucho misterio, pero es muy fácil equivocarse haciéndolo, incluso si llevas muchos años practicándola.

    Podrías no darte cuenta de que tus rodillas se desvían hacia un lado determinado, o que tus caderas se desestabilizan.

    Es importante que un profesional te observe haciendo sentadillas, te sorprenderá todo lo que podrás aprender sobre tu cuerpo.

  • Hay cientos de variantes: mucha gente solo repite la misma sentadilla una y otra vez, pero hay muchísimas variantes para tonificar tus glúteos a través de sentadillas.

    Alternar entre los distintos modos será la mejor forma para mejorar el aspecto de tus glúteos.

Sentadilla con barra

  • El glúteo es el músculo mayor del cuerpo: si haces un entrenamiento de cuerpo entero, los glúteos serán uno de esas músculos que siempre se sentirá trabajando, en cualquier ejercicio.

    El glúteo es el músculo de mayor tamaño en nuestro cuerpo, haciendo que sea también el músculo que mayor cantidad de calorías es capaz de quemar.

    Añadiendo algo de peso extra a nuestro entrenamiento de cuerpo entero ayudaremos a liberar testosterona, lo que ayuda a tu cuerpo a construir músculo y quemar grasa.

  • Son trabajo de core también: normalmente, cuando pensamos en ejercicios de abdominales nuestra mente refleja los típicos ejercicios crunches tan conocidos.

    Sin embargo, las sentadillas te fuerzan a que tu core se mantenga activo durante el ejercicio. Las sentadillas desafían a tu abdomen, oblicuos y lumbares, y no lo sabías.

  • No son el único ejercicio para glúteos: al contrario de lo que la gente suele pensar, las sentadillas no son la única respuesta para tener un culo de escándolo.

    Si quieres conseguir que tus glúteos luzcan como nunca necesitarás añadir algunos otros ejercicios.

Seguramente llevabas años practicando las sentadillas como un ejercicio más, sin conocer lo que podría esconder sobre ti y sobre tu cuerpo.

A partir de ahora, le harás mucho más caso e intentarás averiguar, a través de un profesional, tus fortalezas y debilidades, y dejarás de creer a aquellos que afirman que las sentadillas son malas para espalda y rodillas.

Última actualización: 25/03/2016 a las 08:57

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo