Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Frustrada tras entrenar

Entrenar y no adelgazar puede llegar a ser una de las cosas más frustrantes para cualquier persona. Saber que estás acabando derrotado tus entrenamientos, que sales a correr dos o tres días en semana, que haces tus sesiones HIIT o Tabata de vez en cuando, y terminar la semana viendo cómo has ganado peso o cómo tu barriga está igual o peor de como la tenías la semana pasada, es descorazonador. Por eso, tenemos las 5 claves que seguramente olvidas para potenciar esta pérdida de peso que tanto ansías.

Desayuno a destiempo o erróneo

Rico desayuno Muchas mujeres se saltan el desayuno de las mañanas previo al entrenamiento para ahorrar calorías y para prevenir un posible malestar digestivo durante el entrenamiento. y, aunque muchos estudios muestran que el entrenamiento con estómagos vacíos ofrece beneficios, comer algo antes no solo potencia tu metabolismos por la mañana, sino que también te da energía para afrontar el entrenamiento. Sin el apropiado combustible, acabarás con dolor de cabeza o mareos con mayor probabilidad.

  • Toma algo que contenga carbohidratos fáciles de digerir y proteínas (rebanada de pan de cereales con manteca de almendras, medio plátano con yogur griego, unas pocas zanahorias baby y un puñado de cacahuetes, dos cucharadas de queso cottage con un puñado de uvas, son ejemplos claros).

¿Solo en la sala de pesas?

Levantando pesas Es cierto que la quema calórica viene igualmente a través del entrenamiento de pesas. Durante este trabajo, tus músculos queman más calorías al calentarse excesivamente. Sin embargo, aún necesitas una sesión de cardio para seguir quemando calorías y reducir la grasa global de tu cuerpo. Con esto revelarás al mundo cómo son en realidad tus músculos, qué forma tienen. Aunque tu meta sea únicamente perder peso, requerirás de sesiones de cardio más a menudo.

No caminas lo suficiente

Salir a pasear por el parque Tomar un paseo de vez en cuando es la mejor manera de mejorar tu estado de ánimo e incrementar el ritmo circulatorio. Pero, desafortunadamente, esta actividad tan sencilla no es una gran ‘quemadora’ de calorías. Si perder peso es tu meta principal, deberás ejercitarte al menos 1 hora al día, y deben ser actividades que pongan tu corazón fuera de su zona de confort. Senderismo, ciclismo, saltar a la comba, natación, o una clase de cardio en tu gimnasio.

No tomas tu batido post entrenamiento

Batido post entrenamiento No siempre los batidos post entrenamientos se los tienen que tomar los culturistas o aquellas personas que buscan aumentar su masa muscular. Existen batidos muy saludables hechos a base de frutas y proteína en polvo que ayudarán a la regeneración muscular. Cuando has perdido 630 kcal. con un entrenamiento cardio sobre la cinta, lo lógico es que requieras un reacondicionamiento de tu organismo con algo de comida o bebida, y un batido de este tipo que te aporte unas 150 kcal. será suficiente.

Descansas demasiado de tu entrenamiento

Descansando en el sofá Los días de descanso de tus entrenamientos no significan estar tirados en el sofá o la cama sin hacer nada de nada. Tu cuerpo está diseñado para moverse, desde que te levantas de la cama por la mañana hasta que lo echas a descansar cada noche. Por tanto, no peques en caer en la tentación de descansar durante todo el día. Toma algún largo paseo, respira aire fresco, ve a hacer la compra, sal al parque con tus hijos, saca al perro más veces de lo normal esos días, etc. No hay razón para hacer 2 días de sedentarismo y 5 de entrenamiento.

Sencillos pasos para comenzar a modificar estos días que vienen. El clima está cambiando y a pocos les gusta salir a entrenar si no saben qué les deparará en la calle más adelante. Sal preparado, ve al gimnasio o hazlo en casa. Hay miles de sesiones HIIT para hacer desde el calor de tu hogar. Tan solo debes cambiar la actitud, tu cuerpo te lo irá agradeciendo poco a poco, ya lo verás.

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo