Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Cuáles son los motivos por los que odiamos correr?

Corredora cansada en la playa

Seas nuevo en el mundo del running o lleves varias carreras a tus espaldas, la forma en la que corres o afrontes tus entrenamientos podría ser la razón por la que no te motiva seguir haciéndolo. Echa un vistazo a la lista que te tenemos preparada hoy para ver si tú encajas en algunos de los motivos que te están llevando a odiar, literalmente, entrenar corriendo. Esta lista es únicamente para reconocer lo que se está haciendo mal e instarte a cambiar esos hábitos por otros más efectivos.

  1. No cambias tu ruta: Misma duración, mismo camino… Todo esto puede parecerte aburrido, y es normal. Cambiando de ruta desafiará a un número mayor de músculos. Caminos pedregosos, arenosos, con mayor o menor pendiente, todo ello mejorará tus habilidades como corredor/a, además de mantenerte motivado/a. Por el campo
  2. No recargas las pilas bien: Debes estar listo para afrontar una carrera sin llevar nada de comida encima, pero si la tirada es muy larga, necesitarás algo de agua y combustible. La salida debe ser 2-3 horas después de una comida, y debes tomar un snack de carbohidratos+proteínas unos 30 minutos antes de comenzar a correr. No olvides tu bebida, mucha agua pero tomada sorbo a sorbo cada 5 minutos.

  3. No calientas: Los calentamiento dinámicos son lo mejor para el rendimiento, y si incluso no calientas de manera normal para una carrera, normal que tus músculos se cansen o se sientan tirantes mucho antes. Haz unos 5 minutos de trote con estiramientos dinámicos mientras corres moderadamente, o camina a un buen ritmo durante ese calentamiento antes de comenzar a correr.

  4. No haces vuelta a la calma: Relajar tu cuerpo tras una actividad físico-deportiva es primordial para la recuperación del organismo a un esfuerzo prolongado como una carrera larga. No pares y ya, debes añadir unos minutos de calma, caminando, para relajar tu ritmo cardíaco y, más tarde, estirar algunos músculos trabajados para prepararlos hacia una recuperación eficaz. Trabajar la flexibilidad te ayudará a ser mejor corredor, por lo que no olvides estirar al final. Cansado y sentado

  5. No compruebas tu técnica: Correr puede parecer una actividad sencilla, pero unos pocos ajustes en tu cuerpo podría mejorar sustancialmente este tipo de ejercicio físico. Utilizar una buena técnica en la carrera te proveerá de una mayor velocidad, resistencia y eficiencia energética. Revisa mentalmente tu forma de correr cada semana: tus hombros relajados y abajo, tus brazos flexionados paralelamente al suelo, y tu cabeza elevada y mirando al frente (y no abajo).

  6. No te pones desafíos: Si quieres ser un mejor corredor/a, necesitas aumentar tus ritmos. Un entrenamiento de intervalos, de vez en cuando, te ayudará a incrementar tu velocidad de base en poco tiempo, por lo que en una carrera de larga distancia, te sentirás más rápido, rebajarás tus tiempos y serás mejor corredor que antes.

  7. No vistes adecuadamente: Camiseta de algodón de cuello alto, calzado con poca amortigüación, y pantalones que te rozan constantemente. Todo esto puede hacer que odies literalmente el hecho de salir a correr. Invierte algo de dinero en hacerte con las mejores prendas y más cómodas para correr. Te sorprenderá cuánto importa lo que vistas. Corredora por asfalto

  8. Te presionas demasiado: A veces tenemos tantas ganas de mejorar, que aumentamos el ritmo y nos desafiamos demasiado. Debemos comenzar con ritmos moderados y, una vez hemos aumentado nuestra capacidad pulmonar y nuestros tiempos en carrera, podremos endurecer el entrenamiento. No pretendas conseguir el récord mundial de la noche a la mañana.

  9. Pasos demasiado largos: En la carrera todo importa y todo puede ser mejorado. Si tu zancada es amplia te cansarás antes. Hacer pasos cortos es la forma más apropiada para tus rodillas, así que si ves que das una zancada demasiado larga, es posible que sea uno de los motivos de tu falta de ganas a la hora de salir a correr.

  10. No eres constante: La mejora en todos los aspectos de la vida se consigue siendo perseverante, constante. Intenta salir a correr 3 veces en semana si quieres convertirte en mejor corredor/a. Te impresionará cuán sencillo te parece correr cuando lleves unas pocas semanas (4-5) haciendo tiradas largas.

Recuerda que debes cambiar tus recorridos, mantenerte siempre hidratado y bien alimentado previo a la carrera, vigilar tu técnica, no presionarte demasiado, calentar y volver a la calma apropiadamente, y marcarte un camino que seguir para no perderte en él.

Última actualización: 11 de March, 2016

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo