Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

La arteriosclerosis y el deporte

Arteriosclerosis La arteriosclerosis es una enfermedad progresiva que consiste en el estrechamiento y el endurecimiento gradual de las arterias, es decir, que empiezan a perder elasticidad los conductos por donde pasa la sangre. Pero no solo afecta la circulación sanguínea, sino que también la nutrición y actividad de los distintos tejidos del cuerpo se ven afectados. Como es sabido, con el pasar de los años se van deteriorando las arterias. Incluso la alimentación y el estilo de vida que se lleva pueden ser la pauta para que el desarrollo de este padecimiento sea más o menos tardío.

Las primeras etapas de la arteriosclerosis no provocan síntomas y es más, esto puede ser a una edad muy temprana, a veces durante la infancia. Se empieza por unos cúmulos de colesterol en las paredes de las arterias que se van solidificando hasta hacerse unas placas de grasa. Esto se debe a varios factores como el realizar una mínima actividad física o nula, el llevar una dieta nada saludable o por genética.

¿El deporte puede mejorar la salud de las arterias?

Arteriosclerosis y deporte

Una de las vías más eficaces para reducir el riesgo de la arteriosclerosis es la práctica del ejercicio. Para tener una óptima salud cardiovascular y que la sangre corra de forma más fluida por las venas es imprescindible que se cuide el cuerpo y se acostumbre a la práctica del ejercicio físico.

Un estudio realizado por la Universidad de Leipzing, Alemania, experimentó con 19 pacientes coronarios en un intento por demostrar que el ejercicio físico ayuda a dilatar las arterias coronarias. Se les sometió a un programa de entrenamiento físico. Al cabo de 4 semanas, los enfermos se evaluaron para comprobar el estado funcional de las coronarias. Teniendo como resultado un aumento significativo en la dilatación de las arterias coronarias.

Los aspectos sobre los que incide favorablemente el deporte son

  • Aumenta el colesterol bueno y elimina el malo.
  • Ayuda a controlar la diabetes.
  • Disminuye la presión arterial.
  • Reduce la inflamación de las arterias.
  • Evita la formación de coágulos de sangre.
  • Mejora la salud del corazón.
  • Mantiene el peso corporal equilibrado.

Es importante recalcar que la actividad física es beneficiosa para ambos sexos en todos los grupos de edad, siempre que se realice con constancia. Además, el ejercicio físico debe adaptarse a las características y limitaciones de cada persona. Por ello es aconsejable acudir al médico en caso de presentar dicho padecimiento para un diagnóstico adecuado.

Última actualización: 9 de April, 2016

Erika

Foto Erika

Licenciada en gastronomía por profesión y cocinera experimental por vocación. Con un estilo de vida saludable y responsable que va de la alimentación sana y el entrenamiento constante. Perfil de Linkedin

Sigue leyendo