Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

El deporte como factor de riesgo para el desarrollo de un trastorno conductual alimentario

1165

¿Puede considerarse la práctica deportiva como un factor de riesgo asociado a la aparición de un trastorno de la conducta alimentario o TCA? Los especialistas en este tipo de trastornos hablan de un aumento del número de casos y llegan a calificarlo como una “epidemia silenciosa”. Según concluyen la gran mayoría de estudios que versan sobre este tema, existe una mayor incidencia de TCA en el mundo deportivo. Se ha comprobado que en estos casos tanto la práctica del ejercicio y la alimentación llegan a vivirse como algo obsesivo que puede desencadenar la aparición de graves patologías.

No hace falta más que salir a la calle para ver el creciente interés de nuestra sociedad por el culto al cuerpo, los alimentos light, centros de belleza, el éxito de los centros deportivos y gimnasios, cirugía plástica… Si bien es cierto que todo esto tiene, sin duda, muchos aspectos positivos pues son el reflejo de una sociedad mucho más preocupada por la salud, si malentendemos esta “filosofía de vida”, la práctica deportiva y nuestra alimentación pueden llegar a tornarse, como ya hemos dicho, en una verdadera obsesión que nos producirá una insatisfacción continua y que se convertirá en el origen de graves trastornos y patologías.

Como sabemos, la alimentación asociada al deporte juega un papel crucial, ya no sólo con el fin de cubrir las necesidades energéticas y nutricionales del deportista en cuestión, sino también como herramienta para producir un rendimiento deportivo óptimo. No obstante, existe un gran porcentaje de éstos que no reciben una información adecuada para llevar a cabo una correcta nutrición o lo hacen a partir de un entorno poco cualificado (“entrenadores de andar por casa”, familiares, medios de comunicación…).

Así pues, los TCA han pasado de ser un problema que afectaba típicamente a niñas de un alto nivel socioeconómico, para extenderse a otros colectivos entre los cuales estaría el deportivo, entre otras causas, por el creciente número de personas que practican deporte actualmente.

la-nueva-dieta-pegan-el-metodo-innovador-para-adelgazar-sin-sufrir

A diferencia de lo que cabría esperar, se ha visto que este problema no sólo afecta al deporte elitista, sino que cada vez lo padecen un mayor número de deportistas de a pie de calle, como podrías ser tú o yo, siendo además el sexo femenino el que presenta un mayor riesgo. Todo ello parece estar en una muy estrecha relación con las demandas y exigencias socioculturales que tratan de definir e imponernos cuál es nuestro aspecto físico ideal.

Para concluir, me gustaría decir que el problema de los TCA nunca debería tomarse a la ligera dadas las graves repercusiones que puede llegar a tener sobre nuestra salud, y mucho menos en los casos asociados a la práctica deportiva excesiva. Es un problema serio, grave y actualmente en auge.

Por supuesto que SÍ al deporte, ya que éste es salud y vida, aunque, como todo en esta vida con moderación. En este aspecto, pienso que sería aconsejable que los programas terapéuticos y de prevención de los TCA asociados a la actividad física deberían ir orientados hacia una reeducación nutricional y una actividad física supervisada por personal correctamente cualificado (preparadores deportivos, médicos, nutricionistas…) para que sea acorde en todo momento a nuestras capacidades físicas y mentales, obteniendo así, tanto los indudables beneficios cardiovasculares, metabólicos, respiratorios… como los beneficios a nivel psicológico que conlleva la asidua práctica de ejercicio físico.

Última actualización: 10 de April, 2016

Luis Manuel Sanchís

Foto Luis Manuel Sanchís

Médico de profesión y licenciado en biología. Apasionado de la salud y el deporte. Me considero un tipo familiar y amigable. Disfruto con todo lo que hago y me encantan los retos como éste en el que me embarco de colaborar y formar parte de sporadictos.

Sigue leyendo