Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Peligros de la electroestimulación muscular

electroestimulación muscular

El electrofitness está causando furor en varios países del mundo y muchas son las personas que han dejado su vida sedentaria para sumarse a este sistema de entrenamiento para poner a su cuerpo en forma sin saber las contraindicaciones que este tiene. Pero, ¿Todos podemos usar un biotraje? Aquí te lo contamos.

Contraindicaciones de la electroestimulación

De acuerdo con el estudio de Kemmler, realizado en el año 2012, la electroestimulación integral y la local está contraindicada en pacientes con:

  • Marcapasos
  • Mujeres embarazadas
  • Flebitis
  • Problemas circulatorios
  • Epilepsia
  • Hernia inguinal o abdominal
  • Quemaduras
  • Heridas
  • Irritación en la piel
  • Perturbaciones neurológicas
  • Diabetes u otras enfermedades que afecten al metabolismo muscular
  • Obesidad
  • Presión arterial elevada
  • Ácido úrico elevado
  • Patologías inflamatorias como la artritis

Por tanto, si tienes alguna de estas patologías es fundamental que sepas que la electroestimulación puede ocasionar una enfermedad o síndrome tras solo una sesión denominada Rabdomiolisis. Esta se produce cuando ocurre un grave daño muscular, por un exceso de actividad física que el cuerpo no puede tolerar.

Esto puede llegar a ocasionar un fallo renal agudo o la muerte si no es identificada y atajada la enfermedad en cuanto surgen sus síntomas. Generalmente, la Rabdomiolisis, se produce en personas que son sedentarias o que no están bien entrenadas, dado que según la experiencia que tengamos, la tolerancia también se hace notar.

Sin embargo, hay casos en que los futbolistas profesionales que, si están bien entrenados, tienen este problema tras una sesión de electroestimulación, dado que solo 10 minutos puede equivaler a una hora de esfuerzo máximo.

¿Pueden romperse las fibras musculares?

Sí, la contracción de tantos músculos de manera simultánea, puede romper las fibras musculares de manera masiva y liberar una sustancia en la sangre denominada CPK o creatininfosfoquinasa, que no debería ser dañina, siempre y cuando no sea muy elevada y el cuerpo se encuentre hidratado.

Recuerda no emplear esta técnica como si fuera la única fuente de ejercicio y consultar siempre con tu médico o con los especialistas antes de iniciar una sesión. Si cumples con los requisitos reales para hacer la sesión, controla el color y el olor de la orina y los niveles de creatininfosfoquinasa durante las 72 horas siguientes.

Última actualización: 8 de April, 2016

Flavia

Foto Flavia

Soy maquilladora de profesión y maestra rotisera y pizzera de corazón. Mi gran pasión es la repostería y adopté la meditación y el deporte como estilo de vida. Puedes ver mi perfil en Linkedin.

Sigue leyendo