Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Ducha con agua fría o caliente? ¿Cuál es mejor?

Chica en la ducha

Una buena ducha suele ser parte esencial de una rutina saludable, pero dependiendo de la temperatura del agua, el tiempo que pases bajo el chorro de agua puede traerte diferentes beneficios. Ya sea si eres un amante del estremecimiento del cuerpo con agua fría o congelada, o adores que el agua arda como el mismísimo infierno, tras leer lo siguiente, te deberías repensar cuál es la mejor forma de ducharse en tu caso.

Dicen que los baños con agua caliente previenen del dolor muscular, pero también es cierto que las duchas frías nos ofrecen varios beneficios para nuestra salud. Por ello, hay quienes están entre uno y otro todo el año, y simplemente quedan relegados a variar la temperatura del agua dependiendo de la propia en el exterior de la casa. Por tanto, cuando es verano agua fría y cuando es invierno agua caliente, y así ir progresivamente cambiando la temperatura del agua en función del clima.

¿Por qué agua caliente?

Ducha caliente

  • Aquellos/as que se duchan con agua caliente (por encima de 35ºC o 95ºF) liberan la tensión de sus músculos dándoles un descanso bien merecido. Y si tienen una alcachofa (grifo de la ducha) potente, mucho mejor. Deja que el agua caliente actúe a modo de mini masajeador en hombros, cuello y espalda.

  • Algunos estudios han mostrado que tomando duchas de agua caliente puede elevar los niveles de oxitocina y calmar así los estados de ansiedad. Cualquiera que trabaje bajo presión y con mucho estrés encima, deberá tomar este tipo de duchas si ama su vida.

  • También, las duchas calientes actúan como un descongestionante natural que reduce los síntomas de los resfriados, así como libera las fosas nasales rápidamente.

¿Por qué agua fría?

Ducha fría

  • El agua fría es realmente buena para nuestro cuerpo. Si los últimos 5 minutos de la ducha los pasamos bajo agua fría, esto será a modo de despertador energizante. Este cambio brusco de temperatura libera al cuerpo del estado de fatiga e incrementa nuestro estado mental de alerta.

  • Una ducha fría (digamos 15-20ºC o 65-68ºF) durante 2 o 3 minutos, una o dos veces al día es muy recomendada por aquellos que investigan el tratamiento de la depresión. Simplemente debes estar seguro/a de poder hacer este tipo de duchas sin problema. Para ello, consulta a tu médico antes.

  • Las duchas frías son mejores para el cabello y la piel. Mientras una ducha caliente puede dejar tu piel más seca, las frías hidratan y ayudan al problema de las puntas abiertas en el pelo y a no dejar que la piel se seque tan fácilmente.

Tan sencillo como elegir la temperatura del agua en una ducha dependiendo del estado de humor y físico de tu cuerpo. Si estamos estresados, agua caliente, si tenemos la piel seca, agua fría, y así podemos ir tratando cada problema que vayamos viendo a lo largo de la semana y el mes. Mucha es la gente reacia a ducharse con agua fría, y menos en invierno, es algo prohibido totalmente. Esas personas no conocen los beneficios del agua fría para sus cuerpos, y deberían sufrir un cambio de actitud cuanto antes. Si eres una de esas personas, aplícate el cuento desde ya.

Última actualización: 31 de May, 2016

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo