Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Cuidados que debes tener a la hora de salir a correr por la playa

Correr en la playa

Correr o caminar por la playa puede ser beneficioso para disminuir el estrés y la ansiedad, liberar tensiones, tonificar los músculos y mejorar la circulación sanguínea.

Sin embargo, debido a sus desniveles, correr por la playa puede provocar lesiones y sobrecargas en los pies y en las piernas.

Por tanto, antes de salir a hacerlo ten en cuenta estos cuidados.

¿Por qué es peligroso correr o caminar en la playa?

Correr en la arena

Como bien comentábamos anteriormente, correr por la orilla del mar puede ser gratificante, pero al ser un terreno irregular, una pierna puede sobrecargarse más que la otra al caminar o al practicar running, según comentan los especialistas del Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana.

Los expertos aseguran que caminar o hacer running por la playa puede mejorar la circulación sanguínea (lo que prevendría la aparición de várices en las piernas), evitar la retención de líquidos, tonificar los músculos, controlar el estrés y ayudar a relajarse.

Sin embargo, aunque esta actividad sea beneficiosa, es conveniente hacerla moderadamente y llevar a cabo recorridos de ida y vuelta por el mismo lugar para que las dos piernas trabajen de igual manera.

No obstante, ten mucho cuidado con los desniveles que pudiera haber en la orilla del mar, pues estos obligan a forzar la pisada y pueden generar no solo una lesión de tobillo, sino también de rodilla.

Por otro lado, el colegio de podólogo señala que correr con la arena seca incrementa el riesgo de sufrir una torcedura y, además, no se aconseja esta actividad en personas con problemas articulares o debilidad los tendones.

Por tal motivo, lo mejor es correr o caminar por la arena húmeda con una zapatilla, cuya suela sea mucho más fina que aquella que se emplea al correr sobre el asfalto.

Una de las lesiones más frecuentes que se generan al correr sobre la playa seca o terrenos desnivelados, es el dolor en el talón y en el arco del pie, e incluso esquinces de tobillo.

Otra actividad que puedes hacer en la playa sin lesionarte es el Yoga. Por ello, mira estas 3 asanas para hacer en la playa y échale un vistazo a esta rutina de ejercicios para fortalecer las piernas a orillas del mar.

Última actualización: 14/05/2016 a las 19:03

Flavia

Foto Flavia

Soy maquilladora de profesión y maestra rotisera y pizzera de corazón. Mi gran pasión es la repostería y adopté la meditación y el deporte como estilo de vida. Puedes ver mi perfil en Linkedin.

Sigue leyendo