Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

5 errores comunes en el uso de la máquina de remo que deberías solucionar

Remo en casa

Os hemos estado machacando con los beneficios que tiene la máquina de remo frente a otros dispositivos de trabajo cardiovascular del gimnasio.

Tenemos claro que este tipo de método de entrenamiento es el más adecuado para conseguir una mejor técnica y resistencia como corredores pero, a pesar de nuestra insistencia con el tema de la técnica adecuada, se siguen produciendo errores muy comunes, sobre todo entre los menos asiduos a acudir a su centro deportivo.

Hoy vamos a repasar los 5 errores más comunes que la gente suele cometer sobre la máquina de remo y te ayudaremos a subsanarlos para que, tanto tu técnica como tu rendimiento durante el entrenamiento se posicionen en niveles óptimos.

La máquina de remo está cogiendo cada vez más protagonismo. Hasta hace poco, eran pocos los centros de entrenamiento los que se posicionaban en favor de este tipo de máquinas.

Debido a su alto coste y a la poca demanda, solo podíamos ver un par de remos en la sala de cardio, incluso en los mejores gimnasios.

Sin embargo, el tiempo nos ha enseñado que el remo es una de las mejores, si no la mejor, para el trabajo cardiovascular.

Y hay mil y una razones por las que deberíamos estar utilizando el remo como única máquina cardio en el gimnasio o en casa.

Errores comunes en el remo

Espalda arqueada

Espalda arqueada Normalmente, con el movimiento nuestra espalda acaba un tanto doblada hacia delante, sobre todo en el momento en el que estamos más cercanos a nuestros pies. Quizás para poder tirar con un mayor recorrido del remo, pero esto no es una buena decisión. Nuestra espalda debe permanecer siempre en una posición erguida. Son nuestros hombros los que deben moverse de atrás hacia delante, y así sucesivamente. Mantén el core apretado en todo momento para evitar que tu espalda se arquee.

Movimiento de pala mientras remas

Movimiento pala Si doblas tus rodillas antes de que tus brazos se extiendan del todo en el retorno, necesitarás hacer un movimiento extraño con el remo sorteando tus rodillas. El acto de remar es una reacción en cadena, por lo que si uno de los engranajes (movimientos) va a destiempo o falla, toda la cadena deja de funcionar como es debido. Por tanto, deberás volver a la posición inicial al mismo tiempo que se van doblando tus rodillas, pero sin tropezarte con ellas.

Elevas mucho tus brazos

Demasiado alto ¡No te decapites con el remo! Tirando del remo hacia tu garganta no supone una mala técnica. Simplemente, significa que estás utilizando más energía de la que es necesaria. Debes utilizar tus músculos dorsales superiores para tirar del remo hacia el pecho. Al final de cada remada, los codos deberían formar un ángulo de 80-90 grados con tus antebrazos a la altura de las costillas.

Rodillas muy abiertas

Rodillas abiertas Nos encanta relajarnos, y más cuando estamos sentados. Solemos relajar tanto las rodillas en le remo, que abrimos las piernas, no dejando a las rodillas trabajar como deben en este tipo de movimientos. De este modo, no dejamos que nuestros músculos flexores trabajen correctamente. Manteniendo los aductores activos, conseguiremos mantener las piernas cerradas y rodillas unidas en todo momento.

Agarre de remo cerrado

Agarre remo No hay ninguna necesidad de agarrar el remo desde la parte interna. No vamos a tener un mejor agarre de este modo. Esto creará una tensión innecesaria en tus antebrazos. Coloca tus manos en la parte externa del remo, con los meñiques en al aire y los pulgares estirados mirando hacia dentro. Básicamente, se trata de agarra el remo y hacer la mayor fuerza con los dedos índice, corazón y anular.

Cada vez que vayas a subirte en la máquina de remo, no olvides que estos errores podrían arruinar todo tu entrenamiento.

Colocar mal las manos, doblar demasiado rápido las rodillas, mantener tus piernas abiertas, arquear la espalda innecesariamente o llevar el remo exageradamente arriba, podrían provocar una o varias lesiones graves.

Revisa tu técnica en cada movimiento que hagas, llegará el día en el que no tengas que preocuparte de ella, y seas tú quien enseñe lecciones más amenas de remo a los demás.

Última actualización: 13/05/2016 a las 10:36

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo