Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

3 motivos para saltarse un entrenamiento

Hombre con lesion de rodilla

En Estados Unidos, la gran mayoría de las personas están faltos de ejercicio y, por tanto, no deberían permitirse saltearse un entrenamiento. Sin embargo, eso tampoco quiere decir que debas vivir en el gimnasio. Sin importar la condición física que tengas, todos necesitan darle a su cuerpo un tiempo para poder recuperarse de los entrenamientos, sobre todo si realizas HIIT. Distanciar de manera adecuada tus entrenamientos, puede ayudarte a obtener grandes beneficios sin estresar tu cuerpo en exceso, aunque tampoco debes faltar cosntantemente. No obstante, hay algunas situaciones en las que si deberías saltártelo y aquí te las contamos.

1. Estar enfermo

Mujer resfriada

Si estás enfermo, pero sientes que igual puedes ejercitarte, eso podría ser beneficioso, ya que el ejercicio incrementa la temperatura corporal y hace que los virus invasores se eliminen a través de la sudoración. Sin embargo, si te sientes muy mal, el estrés que genera el ejercicio puede impedir el proceso de sanación. Por tal motivo, lo ideal sería que redujeras el nivel de entrenamiento y evites hacer ejercicios de alta intensidad para que el organismo no incremente la producción de cortisol (hormona del estrés) que inhibe la actividad de las células que atacan a los agentes virales y los combaten naturalmente. Entonces, si tienes tos o congestión en el pecho, dolores generales en el cuerpo y músculos, fatiga, malestar estomacal, vómitos y retortijones en el estómago, solo descansa.

2. Estar lesionado

Chica con lesión

Si bien, el ejercicio regular puede prevenir muchas lesiones, lo ideal sería evitar entrenar el área lesionada. Es decir, si tienes una lesión en el hombro, solo podrías ejercitar la parte baja de tu cuerpo. Sin embargo, concéntrate en sanar esa lesión y evitar que cualquier tipo de actividad pueda ser perjudicial. Escucha a tu cuerpo y no te excedas.

3. Tener el horario al tope

Dolor de cabeza

Hay días en los que nos sentimos súper liados. Por ello, si has planeado hacer ejercicios el miércoles, por ejemplo, pero tienes muchas obligaciones ese mismo día, podrías saltearte ir al gimnasio y entrenar si lo deseas en tu casa siguiendo un entrenamiento en intervalos de alta intensidad, o bien, realizar Tabata en tan solo cuatro minutos. No te compliques.

Si te salteas un entrenamiento de manera ocasional, no deberías porque preocuparte, aunque si eso se vuelve una hábito, tu cuerpo podría sufrir cambios negativos y reducir de manera significativa tu fitness cardiovascular. Si te sientes tentado a saltar el entrenamiento muy a menudo, puede que no hayas escogido los ejercicios adecuados. En la categoría Entrenamiento Personal podrás encontrar una gran variedad de rutinas.

Última actualización: 21 de May, 2016

Flavia

Foto Flavia

Soy maquilladora de profesión y maestra rotisera y pizzera de corazón. Mi gran pasión es la repostería y adopté la meditación y el deporte como estilo de vida. Puedes ver mi perfil en Linkedin.

Sigue leyendo