Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

El origen de la obesidad podría estar en el vientre materno

Mujer embarazada

Es un mito aquello de que las mujeres embarazadas deben comer por dos durante la gestación. Aquellas mujeres que ganan un exceso de peso o desarrollan diabetes durante el embarazo tienen más probabilidades para dar a luz a niños con obesidad, incluso cuando los bebés nacen con un peso normal.

Esto es lo que sugiere un estudio realizado en Estados Unidos, por lo que deberemos coger con algo más que pinzas debido a la gran diferencia de alimentación que se sigue en ambos territorios.

En países con mayor desarrollo, la obesidad sigue una línea creciente que asusta.

El citado estudio ha relacionado la ganancia de peso de la mujer embarazada y los picos de azúcar en sangre con la obesidad infantil de los recién nacidos, algo que se podría evitar siguiendo algunos consejos.

Sin embargo, un reciente estudio añade más datos acerca de este increíble descubrimiento: los investigadores siguieron a más de 13.000 personas de peso normal, dentro de los estándares, durante una década.

Cerca del 49% tuvo sobrepeso en algún punto entre los 2 y 10 años de edad, y el 29% acabaron en obesidad.

Embarazo

Por tanto, los niños fueron un 29% más propensos a tener obesidad a la edad de 10 años cuando sus madres tuvieron diabetes durante el embarazo, y un 16% también acabaron en obesidad cuando sus madres engordaron más de 18,1 kg en la etapa de gestación.

Es una creencia muy común pensar que los bebés con peso normal tienen el mismo riesgo de padecer obesidad en la niñez o de adultos.

Pero este estudio ha demostrado que no es así. El avance de la obesidad en el mundo es un problema difícil de frenar.

Cuando la mujer embarazada aumenta su peso desmesuradamente o padece de diabetes, el feto entra en un estado de sobrealimentación, en una atmósfera en la que sí o sí debe alimentarse.

Esto hace que su metabolismo se adapte a este nueva forma de nutrirse, es lo que los expertos llaman ‘obesidad impuesta’.

En general, se ha sabido que cerca del 20% de las mujeres embarazadas ganan esos 18,1 kg o más, por lo que podemos afirmar que el 20% de la población actual padece obesidad, en diferentes grados.

Leche materna

Los médicos indican siempre que la ganancia de peso normal en las embarazadas suelen estar entre 11 y 16 kg.

Otros datos más: el 12% de las embarazadas presentan resultados anormales en los test de tolerancia a la glucosa, pero no acaban desarrollando la enfermedad.

Por otra parte, todos estos datos, además de cogerlos con pinzas, afirman que esto fue con aquellas mujeres que ganaron esos pesos anormales durante el embarazo.

Luego, es más que probable que el porcentaje aumente si metemos en el mismo saco a las mujeres con obesidad y sobrepeso antes del embarazo, ya que son más propensas a dar a luz a bebés que puedan desarrollar obesidad en sus primeros años de vida.

Por otro lado, las mamás que desarrollen diabetes o ganen excesivo peso durante sus embarazos, una vez dan a luz, pueden seguir unos sencillos pasos a fin de reducir esas probabilidades fatídicas para sus hijos.

Por ejemplo, con la alimentación a través de la leche materna, habrá menos probabilidades de obesidad. También, una vez el bebé pueda ingerir otro tipo de alimentos, se pueden utilizar únicamente comidas saludables y mucho juego y ejercicio físico, recuerda que caminar es una de las menores formas de combatir la obesidad a cualquier edad.

Los padres también deben poner mucho de su parte, los primeros meses de vida del bebés son los peores en cuando a horas de sueño y descanso, y pocas fuerzas habrá para estar tan activos como el cuerpo de sus hijos requiere en estos casos.

Última actualización: 24/05/2016 a las 10:11

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo