Power Walking, una caminata en donde la postura y el ritmo son la clave

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Mujeres ejercitándose con Power Walking

El Power Walking o Smart Walking, es una actividad que consiste en caminar, pero de manera inteligente. Es decir, que la postura corporal, la respiración y el ritmo, son fundamentales para que el abdomen se mantenga contraído y la espalda recta, y los beneficios de caminar se multipliquen.

¿Qué es el Power Walking?

No todas las personas se pueden sumar al running, ya sea porque tienen algún problema de salud, o bien, porque no poseen la capacidad física suficiente para ello. Por tal motivo, cada día se suman más personas a esta nueva actividad que se llama Power Walking o Smart Walking, ya que la misma puede emplearse para ponerse en forma, como actividad física frecuente o como paso previo al running.

El Power Walking es muy sencillo y no tiene límite de edad, por lo que se adapta a cualquier persona. Cabe destacar que no se trata solo de andar, sino que va mucho más allá de dar un simple paseo en el parque o en el shopping, pues requiere de una postura corporal, ritmo y respiración perfecta.

La postura corporal es sumamente importante para evitar inconvenientes físicos y, también, para optimizar el rendimiento para mejorar la forma y quemar grasas. Al practicar Smart Walking, mantén la espalda erguida y el abdomen contraído para proteger la zona lumbar, lleva los hombros ligeramente hacia atrás y mueve los brazos al ritmo de las piernas, colocándolos en paralelo al cuerpo y doblándolos en un ángulo de 90°.

La mirada siempre debe llevarse hacia el frente y la punta del pie debe elevarse ligeramente para que el ejercicio sea mucho más completo

Beneficios del Power Walking

caminar

Si aún no conoces los beneficios del Power Walking, a continuación, te los dejo, pues no solo son físicos sino también psicológicos. Sigue leyendo.

  • Se trata de una actividad física moderada que puede mantener la frecuencia cardíaca al 70 por ciento de su máximo, lo que ayudaría a quemar grasas y tener una silueta de envidia.
  • Mejora el sistema respiratorio y el sistema cardiovascular.
  • Regula la presión arterial, por lo que reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
  • Como no es una actividad dura, las articulaciones sufren poco, dado que siempre hay un pie que está en contacto con el suelo.
  • Fortalece el tren inferior, en especial, los glúteos, los cuádriceps, los gemelos y, también, el abdomen.
  • El Power Walking libera diversas hormonas que repercuten de manera positiva en nuestro estado de ánimo. Una es la dopamina y otra la serotonina, quienes se encargan de conseguir la sensación de adicción al deporte, disminuir el estrés, regular la motivación, mejorar nuestro estado anímico y superar el insomnio.

Como podrás ver, el Power Walking puede ser tu mejor alternativa si no te gusta correr o no puedes por alguno de los motivos que te hemos contado anteriormente. Además, podrás tonificar la musculatura del tren inferior y la zona central. ¿Te animas a probar una sesión de Power Walking y contarnos tu experiencia?

Archivado en Abdominales, Andar, Caminar, Tren inferior
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs