Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Quemar calorías mientras duermes es posible

Corriendo en la cama

A veces no tenemos mucho tiempo durante el día para entrenarnos, y debemos relegar esos minutos de ejercicio a la noche, justo antes de irnos a la cama. Sin embargo, si imprimimos demasiadas energías en ese entrenamiento pre-sueño, nuestro cuerpo reaccionará automáticamente con una casi imposibilidad para conciliar el sueño. Por ello, hoy os proponemos una sesión sencilla que no os llevará más de 10 minutos, con la que no sudaréis y que permitirá a vuestro cuerpo sentirse lo suficientemente cansado como para quedarse dormido rápidamente.

Cuando hacemos ejercicio, nuestro metabolismo se acelera que da gusto verlo. Cuanta más intensidad utilicemos en él, la quema de calorías durará mucho más tiempo después de finalizar el entrenamiento. Por tanto, sabiendo esto, podríamos realizar una sesión HIIT brutal y así quemaríamos calorías toda la noche, y hasta puede que más tiempo durante la mañana. Sin embargo, con tanta intensidad, nuestro cuerpo no nos dejaría dormir hasta, por lo menos, las 3 o 4 de la madrugada.

A mayor ritmo cardíaco, mayor será el número de calorías que nuestro cuerpo queme. Hasta ahí todo claro ¿no? Pero para dormir no necesitamos aumentar nuestra frecuencia hasta el máximo, simplemente hasta donde nos permita comenzar a quemar calorías sin apenas enterarnos. Vamos a ver una mini sesión de tan solo 10 minutos para que tu cuerpo queme calorías durante la noche y te permita dormir como un lirón. Y, por si fuera poco, apenas sudaremos.

Yoga en habitación

Sesión

5 minutos de entrenamiento

  • 20 flexiones.

  • 20 segundos de plancha sobre codos.

  • 20 segundos de plancha lateral (derecha).

  • 20 segundos de plancha lateral (izquierda).

  • 20 sentadillas.

  • 20 estocadas (10 con cada pierna).

  • 20 segundos de sentadilla en pared.

5 minutos de Yoga

Rodilla al hombro: apoyados con una rodilla delante de la otra, y girando el tronco para que el hombro derecho descanse sobre la rodilla izquierda. Aguanta unos 10 segundos y repite con la otra rodilla.

Postura Plancha: en posición inicial de plancha, apoyando los antebrazos en el suelo, junta las palmas de las manos y presiona una con otra. Aguanta entre 30 y 60 segundos.

Postura Puente: la técnica del puente para glúteos es importante ejecutarla bien para no sufrir lesiones. Tumbados boca arriba, con los brazos estirados hacia delante y con las palmas de las manos apoyadas en el suelo, comenzaremos a separar el culo del suelo, apoyando plantas de los pies en el suelo y doblando las rodillas, para acabar formando una especie de rampa desde tus hombros hasta las rodillas. Aguantamos ahí arriba 30-60 segundos.

Relax final: esta última postura nos podría servir incluso para conciliar el sueño. Entre almohadas, con una de ellas bajo nuestra espalda (desde los glúteos hasta la cabeza), y un par más a cada lado de nuestras piernas, juntaremos las plantas de los pies una con otra, y abriremos las rodillas lo más que podamos, apoyándolas en las almohadas laterales. Mantenemos ahí unos 60 segundos.

Como veis, vamos a realizar una sesión de 5 minutos con ejercicios de moderada intensidad, para finalizar otros 5 minutos de posturas Yoga a modo de vuelta a la calma para conseguir un sueño placentero. Tan sencillo como 10 minutos de ejercicios imprimiendo poca energía pero aumentando el ritmo cardíaco lo justo como para quemar las calorías que necesitas cada noche.

Última actualización: 29 de May, 2016

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo