Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Cómo mantener nuestra técnica cuando estamos fatigados

Fatigada

Estás en tu primera maratón o en uno de los triatlón más duros que hayas vivido, y tu técnica de carrera comienza a dejar mucho que desear, debido al cansancio extremo que acumulas ya.

Aprender la mejor técnica de respiración en carrera o la postura correcta es sencillo, pero perderla durante una dura prueba es mucho más sencillo.

La fatiga nos hace olvidarnos de la forma y centrarnos en la supervivencia, en la meta. Con unos sencillos pasos, volverás a ejecutar correctamente la carrera, dejando de perder tanto oxígeno en cada pisada, y llegando sano y salvo al final de la prueba.

Centrarte en tu técnica de carrera debería ser una constante en tu programa de entrenamiento. Pero, debemos entender que la técnica “correcta” se aplica a cada corredor, no todos corremos igual ni necesitamos modificaciones sobre nuestra forma de correr habitual.

Por lo que, si requieres de grandes cambios, debes centrarte en ellos como primer medida para mejorar. Tienes que determinar tus debilidades y fortalezas en este tipo de carreras de larga distancia previamente, y centrarte en mantener una misma forma que te permita llegar al final con la menor fatiga posible.

Sin embargo, muchas veces se hace imposible mantener esa técnica durante tanto tiempo, y menos con un cansancio considerable.

Por ello, es esencial conocer las claves principales para poder afrontar los momentos de fatiga.

Cuando la carrera va bien y tus sensaciones son buenas, todo en lo que has trabajado irá correctamente. Pero cuando metemos a la fatiga en la ecuación, veremos cómo la cosa se desmorona por momentos: la postura comienza a perder su forma, tu cadencia disminuye, tu esfuerzo es mayor en cada pisada, y lo peor de todo, aumentan las probabilidades de sufrir una lesión.

Hay una línea delgada que separa la fatiga de la recuperación deportiva, y debemos dominar esa zona.

Así que, la próxima vez que te suceda esto, y comiences a sentirte decaído/a durante una larga carrera, considera seguir estos imples pasos para ayudarte a recomponer tu forma por encima de la fatiga.

Hazte estas preguntas:

Cansada mentalmente

  • Ojos: ¿Están mirando al frente?

  • Cara: ¿Tienes la mandíbula relajada?

  • Hombros: ¿Los mantienes lejos de tus orejas?

  • Brazos: ¿Se mueven con fluidez de atrás a delante?

  • Manos: ¿Las tienes cerradas?

  • Core: ¿Lo tienes apretado ligeramente?

  • Glúteos: ¿Notas su contracción en cada pisada?

Una vez todo esto está contestado a que sí, podremos pasar al siguiente chequeo de tu cuerpo durante la carrera para redirigir tus mejoras en la técnica:

  • Acelera tu ritmo un poco.

  • Reduce el impacto centrándote en pisar con mayor fluidez.

  • Estira la columna vertebral.

  • Inclínate hacia delante desde los tobillos en lugar que desde la cintura.

Corredora agotada

Con estos consejos y estas preguntas que debes hacerte durante la carrera, tu técnica no debería verse comprometida en ningún momento.

Debes mantener tu capacidad física y mental como un todo, como una unidad. Por ello, siguiendo estos sencillos pasos no tendrás más problema en este sentido.

Aunque, si ves que aún llevando al día estos consejos tu cuerpo te dice ‘basta’, hazle caso y deja de entrenar, haz una vuelta a la calma sencilla, rehidrátate y descansa hasta el día siguiente.

Debemos ser conscientes de nuestras limitaciones. Hasta los deportistas de élite sufren las temidas pájaras en sus entrenamientos.

Última actualización: 12/05/2016 a las 09:40

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo