Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Conoce las ventajas y desventajas de la caminadora

Mujer en cinta de correr

La caminadora es una de las maquinarias más populares para hacer ejercicio. Sin embargo, aunque tiene algunas características llamativas, podrías estar renunciando a muchos otros beneficios de salud de gran importancia por parte del ejercicio si lo único que haces es trotar o caminar en esta máquina.

No obstante, si tienes una, no debes evitarla por completo si pasas poco tiempo en ella. Conoce cuáles son sus pros y contras.

Ventajas y desventajas de usar la caminadora

Running

La caminadora como herramienta de entrenamiento, posee varios beneficios, y aunque caminar o correr al aire libre es lo ideal, usar la caminadora en días de mucho calor o mucho frío, con viento o lluvia, definitivamente es mejor que no hacer ningún ejercicio.

Si bien, no se aconseja utilizar la caminadora o cinta de correr para realizar carreras de alta densidad, si puedes usarla en tu entrenamiento por intervalos.

Una de las ventajas de la cinta de correr es que es mucho más saludable para tus articulaciones que correr sobre el pavimento duro.

Por otro lado, puedes controlar la dificultad, simular un entorno de carrera personalizado y acrecentar la pendiente en máquinas mucho más modernas.

En el lado negativo, la caminadora podría reducir la agilidad, ser aburrida y no trabajar todos los músculos que se utilizan cuando corres al aire libre o utilizas otras máquinas.

No obstante, podrías considerar caminar hacia atrás para poner menos tensión y requerir un menor rango de movimiento de tu articulación de rodilla, sobre todo si tienes problemas o lesiones de rodilla.

Cuando caminas hacia atrás podrás alinear la pelvis, abrir las articulaciones de la columna vertebral y aliviar los dolores de espalda baja.

Para hacerlo sobre una caminadora, simplemente párate en los carriles laterales y asegúrate de que tienes una barra de soporte para poder agarrarte.

Enciende la máquina y establece una velocidad inferior de lo que normalmente pones cuando caminas hacia delante.

Entrenamiento en intervalos en una caminadora

Dar variedad al entrenamiento en cinta

Si deseas minimizar algunas de las desventajas que te hemos comentado de la caminadora, realiza un entrenamiento por intervalos variando la intensidad y mezclando caminatas y trotes.

Para comenzar, camina con energía durante un minuto y, posteriormente, haz medio minuto de trote. Después realiza un sprint modificado de tan sólo 15 segundos.

Repite de cuatro a ocho veces con una caminata lenta en el medio para poder recuperarte.

La mejor técnica para trotar esos 30 segundos, es inclinándose hacia delante, manteniendo los músculos core apretados y rebotando suavemente con la punta de los dedos de los pies.

Para el sprint, eleva tus rodillas mientras contraes los músculos superiores del cuerpo.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista JAMA Internal Medicine, si deseas promover la longevidad y beneficiar a tu salud, realiza 150 a 450 minutos de ejercicio moderado por semana y podrás disminuir tu riesgo de muerte desde un 30% en adelante.

Checa este post sobre consejos para saber comprar una cinta de correr y por qué es importante tener una mano.

Última actualización: 05/05/2016 a las 21:04

Flavia

Foto Flavia

Soy maquilladora de profesión y maestra rotisera y pizzera de corazón. Mi gran pasión es la repostería y adopté la meditación y el deporte como estilo de vida. Puedes ver mi perfil en Linkedin.

Sigue leyendo