Consejos para iniciarte como corredor por la arena de la playa

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Corredora por la playa

Si vas a tener más tiempo libre estas semanas y te gustaría probar a correr sobre la arena de la playa, porque te han dicho que es muy saludable y ayuda en varios sentidos, te vamos a dar algunos consejos para que comiences esta actividad de la mejor forma posible y tomando todas las precauciones posibles. En la playa no solo vamos a tomar el sol o a construir castillos de arena como cuando éramos unos renacuajos, también podremos continuar nuestra rutina de entrenamiento.

Tanto si eres corredor/a como si entrenas musculación o hace algunas sesiones HIIT entre semana, te gustará saber que en verano también puedes seguir haciendo todo esto sobre la arena de la costa. Pero hoy vamos a centrarnos en los corredores, pues no solo es una forma ideal para continuar tu rutina, sino mas barata que ir a un gimnasio y más efectiva en el desarrollo de la resistencia cardiovascular y muscular, además de trabajar otros aspectos como el equilibrio. La arena es una de las mejores superficies para correr que existen.

  • Elige bien tu calzado: no necesitas un estilo determinado de zapatilla para correr en la playa, pero intenta tener un par dedicados a esta actividad en la arena. Dependerá mucho para ganar más o menos potencia sobre arena como corredor de fondo o de velocidad. Corredor playa descalzo
  • Ve descalzo/a: la moda de correr descalzo/a está pegando fuerte, pero creemos que es solo eso, una moda pasajera. De todos modos, correr descalzo nos provee de una gran entrenamiento de resistencia de rozamiento para nuestras plantas de los pies. Pero debemos tener cuidado de dónde pisamos, pues la arena de la playa puede esconder objeto punzantes que nos pueden arruinar el entrenamiento y el verano al completo. Si corres descalzo, debes ir encadenando momentos de carrera con caminata.

  • Comienza en arena húmeda: haz tu primera carrera sobre la arena más húmeda que veas, la más cercana a la orilla. Debes intentar realizar tiradas de alta intensidad sobre arena blanda durante 1-2 minutos y luego caminata sobre arena dura, para un total de 15-20 minutos de entrenamiento. Tras eso, ya te adaptarás perfectamente a la arena más blanda. Pies de corredor playa

  • No vas a ir al mismo ritmo de siempre: que te quede claro, esta superficie no va a permitir que tu entrenamiento sea igual que sobre terreno duro. Este lugar desafiará mucho más tu fuerza muscular y tu resistencia al cansancio. Necesitas rebajar tu intensidad y no pretender que sea igual que antes. Poco a poco irás cogiendo fuerzas, pero nunca llegarás al mismo nivel. Eso sí, cuando lleves un tiempo en la arena, sobre asfalto te parecerá que corres sobre nubes de algodón.

  • Protege tu piel: los rayos UV del sol son traicioneros, y ponerse crema solar será de obligado cumplimiento para todo aquel/la que entrene en la playa, sobre todo si vas sin camiseta. Si llevas prendas puestas, deberán ser muy ligeras y frescas. Protege también tus ojos con gafas de sol de los reflejos en el agua. Corredora playa

  • Acaba descalzo/a: a la hora de correr es tu decisión vestir o no calzado, sin embargo, al finalizar es conveniente descalzarse y darse una caminata de unos 5-10 minutos para fortalecer más tus pies y tobillos. Además, la arena es un excelente exfoliante para las durezas de tus pies.

Por tanto, no es complicado estar alerta de los peligros que conlleva ir a correr a la playa, ni del calzado apropiado para este tipo de actividad. Sin embargo, queríamos recordaros algunos datos que debemos tener siempre en mente a la hora de comenzar una actividad tan diferente como esta, que sale de tus estándares durante el año.

Archivado en Consejos, Correr, Playa
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs