Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Consejos para motivarte cuando la pereza llama a tu puerta

mujer desmotivada

Si te sientes un poco de bajón en este momento, no estás solo/a. En estos días que no te inspira nada, ni para entrenar, ni para hacer alguna manualidad o salir a cenar con los amigos la motivación desaparece por completo.

Esto puede ocurrir en algún momento en que no estamos centrados en una meta determinada, y le puede suceder a cualquiera. Estas cosas normalmente nos suceden por sorpresa, a veces al volver de vacaciones y no tienes ganas de salir a correr.

Es fácil seguir algunos consejos para motivarte y salir a entrenar, con algunas frases para ti mismo, pero en el momento menos pensado y de manera aleatoria la desmotivación aterriza delante de ti.

¿Qué debemos hacer? Responder a tres preguntas.

¿Qué es lo que no funciona?

No importa cuán ocupado estés en tu día a día, si de repente te sientes sin motivación algo no está yendo bien, personal o profesionalmente.

¿Estás trabajando en algo que no te gusta? ¿Estás comiendo de manera nada saludable? ¿Estás más atento a las necesidades de otra persona antes que a las tuyas? Pregúntate qué te falta.

Ve a lo más hondo de tu ser e identifica qué echas de menos en tu vida. En unos momentos de concentración en silencio lo descubrirás y una vocecita te dará la solución.

Quizás estés pensando que no puedes más, pero sí que puedes seguir.

¿Cuál es tu propósito?

Cuando pierdes de vista tu motivo, objetivo, meta, propósito en la vida, eres como un barco perdido en mitad del océano, sin destino y a la merced de toda fuerza y elemento externos.

Una vida completa se consigue viviendo del interior al exterior. ¿Por qué estás en la Tierra? ¿Por qué quedas con esa persona, trabajando tan duro en ese proyecto, o no cumpliendo tus sueños? Raramente nos hacemos estas preguntas.

Tener una meta fijada o varias, te mantiene ocupado y centrado en algo en la vida.

Alcanzando metas

¿Qué necesito hacer ahora?

Una verdad muy dura en la vida es que nada funciona hasta que no lo hacemos. La acción es la única cosa que puede sacarte de esta situación.

Es el último antídoto en el que preocuparse o tener miedo. No vas a construir Roma en un día. Puedes aumentar tus energías con una simple tarea, ordenar tu escritorio o tus cosas, o tomando un paseo.

El enemigo de la pereza y la desmotivación es la acción. Con un simple paso puedes crear una verdadera transformación en tu día.

Una vez respondidas estas preguntas, pregúntate a ti mismo/a: ¿Qué pequeño paso puedo dar hoy? Desde ahí debes tomar tu camino, comenzar a pensar en ti antes que en los demás, en tus metas y motivos que han hecho que tú formes parte de este mundo y de este día.

Tu futuro ‘yo’ está a cinco pasos de tu actual ‘yo’. Cuanto antes lo alcances, antes conseguirás tus objetivos en la vida.

Última actualización: 29/06/2016 a las 20:30

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Sigue leyendo