Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Consejos para prevenir la tendinitis anserina

Evitar tendinitis anserina La pata de ganso o tendinitis anserina es una lesión bastante frecuente entre los corredores, sobre todo de aquellos que practican con regularidad el recorrido en montaña. Recibe este nombre tan peculiar por el parecido que tiene la inserción de los tendones de los 3 músculos afectados (sartorio, semitendinoso y grácil) en la parte superior de la tibia con la forma de una pata de ganso. Estos músculos inmiscuidos son parte de la flexión de la rodilla, por lo que aquellas actividades como superar obstáculos o piedras, subir pendientes muy pronunciadas y largas, andar con calzado pesado, entre otros, puede propiciarlo.

Cómo evitar lesionarse

Al saber cuáles pueden ser las causas habituales de esta lesión es más sencillo determinar qué situaciones deben evitarse para poder prevenirla:

  • Evitar el calzado demasiado pesado: el exceso de peso en los pies puede propiciar esta lesión, ya que los músculos implicados pueden estar demasiado estresados por el sobreesfuerzo. Además, al limitar la agilidad obliga a realizar movimientos bruscos durante el recorrido.

  • Evitar correr con dolor o lesiones: el cuerpo de alguna u otra forma busca impedir el dolor, por ello cambia la postura de forma casi imperceptible. Así que lo recomendable es no seguir corriendo cuando se tiene algún padecimiento o lesión.

  • Evitar subidas o bajadas muy pronunciadas: al correr en pendientes muy pronunciadas se puede llegar a tensionar demasiado los músculos, lo que origina una lesión. Para poder llevar a cabo un esfuerzo de ese modo es necesario estar bien entrenado para saber cómo hacerlo. De otra forma, el cuerpo va a esforzarse de más causando una lesión grave.

  • Evitar terrenos irregulares: el terreno donde se va a poner en práctica la actividad física es importante. Cuando se corre en una superficie libre de obstáculos el resultado es óptimo, al no forzar los músculos de más. Pero si la zona a correr se encuentra llena de piedras, entonces es momento de anticiparse a dichos obstáculos para evitar lesiones en las articulaciones y los músculos.

  • Evitar movimientos violentos: los movimientos que van en contra de la inercia de la carrera originan tensiones y fuerza en las articulaciones, obteniendo lesiones diversas. Ser cuidadoso en las situaciones (correr en terrenos resbalosos o mojados, correr de noche sin la visibilidad adecuada) para no estar en riesgo es lo ideal.

Tendinitis  Anserina Así que el ejercitarse siempre es bueno, pero ser precavido es la mejor recomendación para minimizar cualquier riesgo. Da el paso firme pero corre con la cabeza, porque la mejor forma de vencer a un enemigo es conociéndolo.

Última actualización: 26 de junio, 2016

Erika

Foto Erika

Soy mexicana. Licenciada en gastronomía por profesión y cocinera experimental por vocación. Con un estilo de vida saludable y responsable que va de la alimentación sana y el entrenamiento constante.

Sigue leyendo