Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Qué hacer si las pulsaciones suben cuando se está corriendo?

Hacer pulsaciones suben Todo entrenamiento ejecutado de manera constante bien vale la pena para mantener el cuerpo en forma y saludable. Pero sea cual sea el ejercicio a realizar es necesario llevar a cabo sus debidas precauciones para lograr las metas en el tiempo estipulado y con el logro deseado sin sufrir lesiones. Así que cuando se inicia en el running lo primero que se recomienda es controlar las pulsaciones para conocer las distancias y, con ello, saber cuánto se está trabajando e incluso si es el ritmo correcto para poder mejorar la velocidad o la resistencia.

Cómo bajar las pulsaciones

Correr

  • Emplear el pulsómetro: el pulsómetro es una herramienta útil para los que empiezan a correr, ya que ayuda a mantener los ritmos de forma adecuada y no excederse, pero aquí pasa algo.

    Los primeros días de entrenamiento se disparan las pulsaciones, por lo que es conveniente hacer una prueba de esfuerzo para garantizar que no se sufra una lesión, ya que es algo relativamente normal siempre y cuando no se tenga un dolor o molestia.

  • Construir una base aeróbica: el ejercitarse durante unas semanas para conseguir una base aeróbica es ideal a la hora de correr.

    Así que lo mejor es combinar una caminata con una carrera continua moderada con un 60% de frecuencia cardíaca máxima y mantenerse ahí durante varias sesiones para adquirir esos cimientos sólidos.

    Con el fin de conseguir que el corazón sea más eficiente a la hora de bombear la sangre y aumente la capacidad para que la cantidad de oxígeno llegue a los músculos con las mismas pulsaciones.

Pulsómetro

  • Entrenamiento con series: cuando se ha conseguido realizar una base aeróbica es el momento de trabajar la velocidad a través de una serie de carreras.

    Para ello se puede correr 100 metros al 80% y después recuperar, o bien, hacer sprints de 30 segundos y recuperar. De esta forma, se va a lograr que las pulsaciones sean bajas en una carrera.

  • Controla la respiración: realiza una respiración rítmica que permita correr de forma más cómoda. Tomar aire por la nariz es suficiente para que llegue el oxígeno a los músculos.

    Ahora bien, si es necesario toma aire por la boca para permitir que el oxigeno llegue. Solo hazlo en pequeña cantidades y establece el ritmo que mejor se adapte.

No es nada complicado seguir estas recomendaciones para minimizar las pulsaciones. Tampoco es algo que pase de la noche a la mañana, sino más bien es de a poco.

Así que no desesperes y tómalo con calma hasta lograrlo. Verás que el resultado será fabuloso y traerá enormes beneficios al organismo.

Última actualización: 03/07/2016 a las 12:03

Erika

Foto Erika

Licenciada en gastronomía por profesión y cocinera experimental por vocación. Con un estilo de vida saludable y responsable que va de la alimentación sana y el entrenamiento constante. Perfil de Linkedin

Sigue leyendo